Síntomas de artrosis: identifícalos a tiempo para prevenir

A medida que avanza el tiempo y envejecemos, surgen distintas dolencias que afectan nuestro cuerpo, entre ellas, la artrosis. Aunque esta es una enfermedad degenerativa que aún no tiene una cura, reconocer sus síntomas a tiempo puede hacer la diferencia.

Los síntomas de la artrosis son una alerta, no deben ignorarse. Mientras más se agraven, la capacidad de moverte se verá reducida y te impedirá realizar hasta las tareas más sencillas. Por lo que, tratar los síntomas de artrosis en su etapa inicial ayuda a prevenir su avance y conservar, en todo lo posible, la flexibilidad y movilidad de tu cuerpo.

Puntos clave

  • Los síntomas de artrosis se presentan, generalmente, en adultos mayores de 50 años; siendo el dolor y la rigidez los primeros y principales síntomas de la enfermedad.
  • Cualquier articulación puede presentar síntomas de artrosis y los factores de riesgo, como la obesidad o actividad física, influyen en que evolucionan con rapidez.
  • Aunque los síntomas de artrosis tienden a empeorar con el tiempo, en su etapa inicial pueden retrasarse mediante tratamiento médico, ejercicio o cambio de hábitos.

¿Cuáles son los principales síntomas de la artrosis?

Los síntomas de la artrosis aparecen, mayormente, alrededor de los 50 años, aunque esto no es definitivo y varía de una persona a otra. Los síntomas se desarrollan con lentitud y, a veces, se las confunde con una dolencia típica de la vejez.

Sin tratamiento, los síntomas afectarán más tus articulaciones, lo que puede derivar en cirugía y recurrir a una prótesis.

A continuación, mencionaremos los síntomas principales de la artrosis y recuerda que, para un diagnóstico apropiado, debes consultar a tu médico:

Ahorra un 12% en tu primer pedido con SUNDT

SUNDT ofrece suplementos nutricionales de alta calidad. Nuestra gama se centra en vitaminas y minerales liposomales.

A N O R D I C O I L C O M P A N Y
  • Dolor: es el síntoma principal, se localiza en la articulación afectada. Se presenta y empeora después de una actividad física, mejorando con el reposo. Se irradia a zonas alrededor y aumenta su intensidad con el tiempo.
  • Rigidez: se presenta después de períodos de inactividad, como al despertarse, y el movimiento se recupera después de unos minutos. El movimiento se dificulta a medida que la rigidez aumenta.
  • Sensibilidad: Al aplicar presión o a cambios de estación, las articulaciones duelen, aunque no estén inflamadas.
  • Pérdida de flexibilidad: Se limita el rango de movimiento de la articulación, impidiendo realizar algunas tareas (caminar, levantar los brazos, etc.)
  • Sensación chirriante: Al mover las articulaciones se producen crujidos o crepitación. Esto se debe a que el cartílago, normalmente liso, se vuelve rugoso.
  • Osteofitos (crecimiento óseo): Son protuberancias duras, crecimiento adicional del hueso alrededor de la articulación afectada. Aumentan con el paso del tiempo y llegan a deformar o alterar la alineación de los huesos.
  • Inflamación: Debido al aumento de líquido dentro de la articulación, se produce un derrame articular que produce hinchazón. La hinchazón es roja y caliente en la articulación afectada. Los brotes de hinchazón se hacen más frecuentes y aumentan su tamaño.(1)(2)
El dolor es el principal síntoma de artrosis. Al inicio, disminuye tras el reposo, pero con el tiempo aumenta su agudeza. (Fuente: freepik: 4763278/ freepik.es)

¿En qué áreas del cuerpo se manifiestan los síntomas de la artrosis?

Los síntomas de artrosis se manifiestan con mayor frecuencia en las articulaciones que sostienen el peso del cuerpo y en las que realizan una labor repetitiva a través de los años. Cabe aclarar, que los síntomas de artrosis pueden manifestarse de distinta forma según la articulación afectada.

1. Manos

Es una de las áreas más frecuentes y afecta, en su mayoría, a personas mayores de 50 años. Puede empezar en la base del pulgar o afectar las articulaciones de los dedos con dolor, rigidez e inflamación en la etapa inicial de los síntomas.(3)

Progresivamente, se ven afectadas por deformaciones o endurecimiento, debido a la formación de osteofitos, que pueden desviar o flexionar las manos. Esto puede afectar su funcionalidad en tareas de motricidad fina, como la escritura o al tejer.

2. Rodillas

Es la segunda área más frecuente con síntomas de artrosis, ya que es la que soporta el peso del cuerpo. El paso de los años desgasta gradualmente el cartílago, reduciendo la protección de los huesos.

En su etapa inicial, los síntomas de dolor o rigidez son leves. Gradualmente, aumenta el dolor al caminar, agacharse, subir y bajar escaleras. La rigidez no permite extender las piernas. También se presenta derrame articular, inflamando las rodillas.(4)

Es usual que se produzca cojera o arqueamiento de pierna cuando ocurre la deformación de la articulación.

3. Lumbar

Esta área consiste en 5 vértebras en la espalda (columna lumbar), entre las costillas y la pelvis. Cuando el cartílago que las cubre se desgasta, aparecen los primeros síntomas de artrosis. Aunque, en algunos casos, esta área no presenta síntomas distintivos.(5)

Generalmente, síntomas como el dolor y rigidez se hacen presentes después de alguna actividad y pueden limitar la movilidad, pero mejoran después del reposo. El dolor se localiza en la columna lumbar, pero en ocasiones se irradia hacia los glúteos o los muslos.

4. Cervical

Ubicada en la parte más alta de la columna, se encuentran las siete vértebras que forman el área cervical. Cuando el cartílago de sus articulaciones se degenera, el síntoma usual es el dolor de cuello y la rigidez, que dura poco y mejora con el movimiento.

El dolor de cuello puede volverse una dolencia crónica, más aguda y de duración mayor. Puede presentarse una contracción de los músculos en la zona afectada o dolor irradiado.(6)

5. Cadera

El fémur y la cadera se engranan entre sí, siendo los cartílagos que recubren esta articulación los que facilitan su movimiento y evita que rocen hueso con hueso. El desgaste progresivo de este cartílago, hace que pierda ese engranaje, lo que produce los síntomas de la artrosis.(7)

Algo que tener en cuenta es que el dolor, generalmente, no se localiza en la zona de las caderas. Al irradiarse de la ingle hacia los glúteos, la cara anterior del muslo e incluso las rodillas se lo llega a confundir con síntomas de artrosis de rodilla o lumbar.(8)

Mientras los síntomas sigan progresando, los movimientos o actividades se limitan en un grado mayor en comparación a otras articulaciones afectadas.

6. Otras

Aunque las zonas habituales que presentan síntomas de artrosis pueden ser las manos, cadera o rodilla; otras articulaciones también pueden presentarlos. Otras áreas que pueden presentar síntomas de artrosis, son:

  • Hombros: no presentan muchos síntomas o estos son tolerables al inicio. El síntoma común es el dolor después de realizar movimientos y crujidos en la articulación. Con el tiempo puede perderse movilidad y fuerza.(9)
  • Tobillo: debido a la degeneración del cartílago, el dolor es el principal síntoma, este puede limitar los movimientos del pie al subir y bajarlo. La rigidez también se presenta después de periodos de inactividad.(10)
  • Pies: los síntomas suelen afectar la base del dedo pulgar, con dolor y rigidez articular presente al caminar. También puede presentarse deformidad ósea (juanetes) e inflamación creando la sensación de pies hinchados.(11)
Cualquier articulación puede presentar síntomas de artrosis y los factores de riesgo, como la obesidad o actividad física, influyen en que evolucionen con rapidez. (Fuente: primagefactory: 121240486/ 123rf.com)

¿Qué factores de riesgo aceleran los síntomas de artrosis?

Para explicar a detalle los factores de riesgo que influyen en la aparición y progreso de los síntomas de la artrosis, los dividiremos en dos categorías: factores modificables y no modificables.(4)

Factores de riesgo modificables

Estos factores se denominan “modificables” porque, mediante el cambio de hábitos, pueden alterarse y reducir su riesgo.

Obesidad

Ya sea la obesidad en sí o patologías relacionadas con ella, es un factor de riesgo alto que hace que los síntomas de artrosis evolucionen rápidamente.

El sobrepeso incrementa el estrés a las articulaciones de carga, como la cadera y rodillas, que colabora a la degeneración de cartílagos. Así mismo, el tejido graso produce proteínas que incrementan la inflamación de las articulaciones. También se cree que el tener altos niveles de glucosa o colesterol destruyen el cartílago articular.(2)(4)

Adicionalmente, se debe considerar que la obesidad en una edad avanzada o asociada al alcoholismo, no solo agrava los síntomas, sino que perjudica el tratamiento médico, empeorando sus resultados.(14)

Actividad física

La actividad física es beneficiosa para la salud, pero si se realiza en exceso, aumenta su nivel de riesgo al presionar a tus articulaciones. La actividad física podemos dividirla de la siguiente forma:

  • Actividad laboral: una tarea repetitiva o una constante sobrecarga mecánica inadecuada en las articulaciones, puede iniciar prematuramente o agravar los síntomas de la artrosis.
  • Actividad deportiva: realizar actividades exigentes o de alto rendimiento en actividades deportivas durante mucho tiempo, son un factor que promueve el avance de los síntomas de artrosis.
  • Traumatismo: el riesgo de presentar síntomas de artrosis se incrementa si se tiene un historial de golpes o lesiones en las articulaciones.(4)

Así como la actividad física excesiva agudiza los síntomas de artrosis, el sedentarismo afecta tu tono muscular y flexibilidad, lo que también es perjudicial para tus articulaciones.

Factores de riesgo no modificables

Estos factores de riesgo, a diferencia de la primera categoría, no pueden alterarse por ningún método.

Genética

Según estudios, la herencia genética es un factor importante que aumenta el riesgo de sufrir artrosis o que sus síntomas aparezcan prematuramente antes de los 50 años.

Incluso, se estima que el riesgo de presentar síntomas de artrosis de rodilla y manos es de 40% a 65% debido al factor genético; en 50% el riesgo de artrosis de cadera y 70% el de columna.(1)

Esto se debe, por ejemplo, a la transmisión de genes con alteraciones que afectan la fabricación de cartílago o con anomalías que afectan la configuración de los extremos de los huesos.(4)

Sexo

Se desconoce la razón, pero las mujeres tienen de 2 a 3 veces más probabilidades, que los hombres, de presentar síntomas de artrosis a partir de los 55 años. Incluso, es diez veces más frecuente que las mujeres padecen síntomas de artrosis en las manos que los hombres.(1)

Además, está fuertemente ligado al factor genético, lo que aumenta su factor de riesgo.

Edad

La edad avanzada es un factor de riesgo importante, cerca del 80% de las personas mayores a 55 años ya presentan síntomas de artrosis. Aunque el desgaste de las articulaciones se asocia al envejecimiento, hay otros factores que contribuyen a su aparición y progreso.

Factores como la genética, actividad, dieta o el haber sufrido un traumatismo años antes, pueden influir en la presencia prematura o progreso de los síntomas.(1)

Recomendaciones para síntomas iniciales de artrosis

Al tratarse de una enfermedad progresiva, sus síntomas y su intensidad aumentarán con el tiempo. Sin embargo, en la etapa inicial de los síntomas de la artrosis se pueden tomar acciones que ayuden a prolongar la vida útil de tus articulaciones.

Las siguientes recomendaciones te ayudarán a mitigar el avance de los síntomas de artrosis(12)(13):

Recomendación Detalle a considerar Beneficios
Realizar ejercicios con moderación Aeróbicos, en el agua o una simple caminata. Incrementan la fuerza muscular, mejorar el flujo sanguíneo, nutrir el cartílago y aumentar la movilidad de las articulaciones.
Combatir la obesidad Cambia tus hábitos alimenticios e intenta disminuir tu nivel de colesterol. Conservar el peso correcto aligera la presión de las articulaciones, evitando el desgaste del cartílago.
Cuida tu postura y no sobrecargues Una postura incorrecta o coger pesos excesivos sobrecargan las articulaciones. Cuidar tus articulaciones de sobreexigencias ayuda a disminuir el dolor y la rigidez.
Exámenes y tratamiento adecuado Si se presenta los primeros síntomas, dolor o rigidez, acude a tu médico para una revisión Un tratamiento adecuado ayuda a disminuir las molestias generadas por los síntomas de artrosis

Nuestra conclusión

Como hemos visto, los síntomas de artrosis son progresivos y afectan directamente la movilidad del cuerpo. Toda articulación es propensa a presentarlos e influyen distintos factores a su manifestación y avance, pero es posible retardar su progreso mediante ejercicio u otra actividad.

Esperamos que este artículo y su información te haya sido útil. Te pedimos que no recurras al autodiagnóstico o automedicación. Consulta a tu doctor de confianza para realizarte un examen médico. La prevención es la mejor herramienta para cuidar tu salud.

(Fuente de la imagen destacada: adiruch: 94584928/ 123rf.com)

Referencias (14)

1. Bonifacio Álvarez Lario. Artrosis, todo lo que necesitas saber. España: Libros en red; 2005.

2. mayoclinic.org [Internet]. Estado de Minnesota: personal de Mayo Clinic; 1998 [actualizado 22 de Febrero de 2020; citado 27 de Agosto de 2021].
Source

3. clinicalascondes.cl [Internet]. Santiago, Chile: CLC; 2012 [actualizado 2 de Octubre 2017; citado 29 de Agosto de 2021].
Source

4. Dr. César Díaz, Dr. Ivan Castellví. La Artrosis. En: Dra. Delia Reina. El Dolor en las Enfermedades Reumáticas. Primera edición. España: Aresta; 2008. 47-63.

5. inforeuma.com [Internet]. Madrid: Sociedad Española de Reumatología; 2000 [actualizado 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Source

6. inforeuma.com [Internet]. Madrid: Sociedad Española de Reumatología; 2000 [actualizado 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Source

7. cun.es [Internet]. Pamplona: Clínica Universidad de Navarra; 2009 [actualizado 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Source

8. inforeuma.com [Internet]. Madrid: Sociedad Española de Reumatología; 2000 [actualizado 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Source

9. cun.es [Internet]. Pamplona: Clínica Universidad de Navarra; 2009 [actualizado 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Source

10. clinicalascondes.cl [Internet]. Santiago, Chile: CLC; 2012 [actualizado 2 de Octubre 2017; citado 30 de Agosto de 2021].
Source

11. podoactiva.com [Internet]. Huesca: Podoactiva; 2013 [actualizado 12 de Octubre de 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Source

12. • Juan Rodríguez Solís, Victor Manuel Palomo Martinez, Sonia Bartolomé Blanco, Mercedes Hornillos Calvo. Osteoartrosis. En: Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Tratado de Geriatría para residentes. España: SEGG; 2007. 694.

13. • inforeuma.com [Internet]. Madrid: Sociedad Española de Reumatología; 2000 [actualizado 2020; citado 31 de Agosto de 2021].
Source

14. Dr. Sergio Giménez Basallote. Definición, etiopatogenia, factores de riesgo y pronóstico. En: Consejo general de colegios médicos. Guía de Buena Práctica Clínica en Artrosis. España: CGCOM; 2008. 11-18.

Libro
Bonifacio Álvarez Lario. Artrosis, todo lo que necesitas saber. España: Libros en red; 2005.
Artículo
mayoclinic.org [Internet]. Estado de Minnesota: personal de Mayo Clinic; 1998 [actualizado 22 de Febrero de 2020; citado 27 de Agosto de 2021].
Go to source
Artículo
clinicalascondes.cl [Internet]. Santiago, Chile: CLC; 2012 [actualizado 2 de Octubre 2017; citado 29 de Agosto de 2021].
Go to source
Capítulo de libro
Dr. César Díaz, Dr. Ivan Castellví. La Artrosis. En: Dra. Delia Reina. El Dolor en las Enfermedades Reumáticas. Primera edición. España: Aresta; 2008. 47-63.
Artículo
inforeuma.com [Internet]. Madrid: Sociedad Española de Reumatología; 2000 [actualizado 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Go to source
Artículo
inforeuma.com [Internet]. Madrid: Sociedad Española de Reumatología; 2000 [actualizado 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Go to source
Artículo
cun.es [Internet]. Pamplona: Clínica Universidad de Navarra; 2009 [actualizado 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Go to source
Artículo
inforeuma.com [Internet]. Madrid: Sociedad Española de Reumatología; 2000 [actualizado 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Go to source
Artículo
cun.es [Internet]. Pamplona: Clínica Universidad de Navarra; 2009 [actualizado 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Go to source
Artículo
clinicalascondes.cl [Internet]. Santiago, Chile: CLC; 2012 [actualizado 2 de Octubre 2017; citado 30 de Agosto de 2021].
Go to source
Artículo
podoactiva.com [Internet]. Huesca: Podoactiva; 2013 [actualizado 12 de Octubre de 2020; citado 30 de Agosto de 2021].
Go to source
Tratado médico
• Juan Rodríguez Solís, Victor Manuel Palomo Martinez, Sonia Bartolomé Blanco, Mercedes Hornillos Calvo. Osteoartrosis. En: Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Tratado de Geriatría para residentes. España: SEGG; 2007. 694.
Artículo
• inforeuma.com [Internet]. Madrid: Sociedad Española de Reumatología; 2000 [actualizado 2020; citado 31 de Agosto de 2021].
Go to source
Guía medica
Dr. Sergio Giménez Basallote. Definición, etiopatogenia, factores de riesgo y pronóstico. En: Consejo general de colegios médicos. Guía de Buena Práctica Clínica en Artrosis. España: CGCOM; 2008. 11-18.
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada .