Grasa en el hígado: Síntomas, tratamiento y más

El hígado es uno de los órganos más grandes de nuestro cuerpo. Cumple la función de digerir los alimentos que consumimos, almacenar energías y eliminar las toxinas. El hígado graso es una enfermedad que consiste en la acumulación de grasa en el sistema hepático. Es decir, que se presenta cuando se acumula mucha grasa en el organismo. En este espacio, encontraremos los síntomas, prevención, tratamiento y otras alternativas.

Siempre es necesario que si presenta algún síntoma o malestar consulte a un profesional médico.

Puntos clave

  • Ante cualquier síntoma o signo de la enfermedad que te preocupa debes consultar a un profesional de la salud.
  • Algunas preguntas frecuentes de pacientes, que tal vez tú también te estarás haciendo. Desde lo más básico como ¿Qué es el hígado graso?, hasta te damos algunas alternativas de alimentos para prevenir o ayudar a combatir esta enfermedad.
  • Nuestro cuerpo es lo más valioso que tenemos y hay que cuidarlo. En esta guía encontrarás algunos cambios en el estilo de vida que debemos hacer para cuidar nuestro cuerpo.

Lo que debes saber sobre el tratamiento de hígado graso

La enfermedad del hígado graso afecta casi al 25% de la población mundial. Muchas veces lo padecen personas que también tienen obesidad, diabetes tipo 2 y otros trastornos en lo que se refiere a la resistencia a la insulina.

A continuación te mostraremos las preguntas más frecuentes que se hacen las personas que padecen de hígado graso. No te asustes y consulta al médico.

Ahorra un 12% en tu primer pedido con SUNDT

SUNDT ofrece suplementos nutricionales de alta calidad. Nuestra gama se centra en vitaminas y minerales liposomales.

A N O R D I C O I L C O M P A N Y
Ante cualquier síntoma o signo de la enfermedad que te preocupan debes consultar a un profesional de la salud. (Fuente: Mangostar: 124600777/ 123rf.com)

¿Qué es el hígado graso?

Ya se mencionó que el hígado graso es cuando se acumula grasa en el órgano. Ahora bien ¿Qué significa que se acumule grasa?.

Es normal tener una pequeña cantidad de grasa en las células hepáticas, se considera graso cuando es mayor el acumulamiento al 5% de grasa. En estos casos se puede considerar dos tipos de enfermedades, por un lado el hígado graso no alcohólico y por otro lado, el originado por el alcohol, también llamado esteatosis hepática alcohólica.

Hígado graso no alcohólico

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) no está relacionada con el consumo del alcohol. En general afecta a las personas que beben poco o nada de alcohol. Presenta síntomas como la inflamación del hígado y puede formarse en aquellas personas que padecen de obesidad abdominal, hipertensión y diabetes.

Como toda enfermedad el reconocimiento es sumamente importante, ya que el desarrollo y la progresión puede desembocar en una enfermedad cardiovascular o a otros factores de riesgo.

Oferta de bienvenida

Sólo para nuevos clientes, ofrecemos el siguiente código para un 12% de descuento en tu primer pedido.
* Válido para todos los productos de Nordic Oil

Aceite de CBD 15%
Entrega rápida
Hecho por la naturaleza
Pago seguro

Hígado graso por alcohol o esteatosis hepática alcohólica

Como su nombre lo indica su principal causa es el alto consumo de alcohol. Sin embargo aun cuando se bebe mucho alcohol, en muchos casos no es la causa, todo depende de cada sistema y cada cuerpo. A medida que se consumen estas sustancias, el propio sistema no las puede eliminar por completo. Entonces se produce una acumulación y descomposición del sistema.

Se caracteriza por la inflamación del hígado y puede avanzar a una cicatrización tardía que es la cirrosis e insuficiencia hepática.

¿Cómo prevenir el hígado graso?

Si bien esta enfermedad es debida a una acumulación de grasa, existen formas de prevenirla. Principalmente disminuir el consumo de alcohol y por supuesto considerar a médicos que traten las enfermedades que aumentan la del hígado graso tales como diabetes, dislipemias y sobrepeso. Otros puntos a cuidar para prevenir son:

  • Dietas graduales para bajar de peso.
  • Realizar ejercicio con frecuencia.
  • Evitar alimentos altos en carbohidratos refinados y altos en azúcares.
  • Incluye el uso de alimentos antioxidantes.

¿Causas del hígado graso?

En este apartado ya se ha mencionado que todo depende de cada cuerpo y cada sistema, nunca hay que compararnos con otra persona. Según expertos y comportamientos de las personas las principales causas de desarrollar esta enfermedad son:

  • Obesidad: el exceso de peso incrementa el hígado graso.
  • Resistencia a la insulina: personas que desarrollan diabetes tipo 2 pueden desarrollar el hígado graso, ya que la insulina incrementa la acumulación de grasa en la zona.
  • Consumo de bebidas azucaradas y bebidas alcohólicas: los azúcares contenidos en las sodas han demostrado la acumulación de grasa en el sistema tanto de niños como de adultos. Lo mismo sucede con las bebidas alcohólicas, que deteriora la salud intestinal.
Además de encontrar vitaminas en los alimentos, puedes ingerirlas a través de suplementos. (Fuente: Nicolas Solerieu: vHbw2pf8nbw/ unsplash.com)

¿Qué síntomas tiene el hígado graso?

Existen varios síntomas aunque no estén presentes. Puede causar síntomas sutiles y generalmente se detectan con pruebas de sangre.

Síntomas débiles Síntomas fuertes
Fatiga y debilidad Perdida de apetito
Dolor leve en el abdomen central o derecho Dolor abdominal intenso
Ictericia Naúseas y vómitos

¿Quiénes tienen mayor riesgo?

Los pacientes con mayor riesgo son aquellos que presentan esteatohepatitis. Por esta razón, es necesario estar vacunado contra la hepatitis. En estas personas aumenta el riesgo cardiovascular y un posible desarrollo de fibrosis y cirrosis.

Otras de las enfermedades que pueden aumentar el padecimiento de hígado graso son:

  • Síndrome del ovario poliquístico.
  • Diabetes tipo 2.
  • Síndrome metabólico.
  • Colesterol alto.
  • Baja actividad de la tiroides (hipotiroidismo)
  • Baja actividad de la glándula pituitaria (hipopituitarismo)

Recuerda al menos una vez al año, siempre es necesario hacer una visita al médico.

¿Qué alimentos se pueden consumir para limpiar?

Ya se ha mencionado que para prevenir es necesario realizar una dieta gradual para perder peso. Ahora algunos alimentos que nos ayudarán a limpiar nuestro hígado.

  • Bebidas antioxidantes: según los expertos estas bebidas ayudarán a disminuir la grasa y la inflamación. Ejemplo: té verde, kombucha (jugo de probióticos), mosto (jugo de uvas) y limonadas.
  • Grasas monoinsaturadas: estas son grasas sanas que ayudan a nuestro sistema, tales como aceite de oliva, aguacates o paltas y nueces. Ayudan a la pérdida de grasa en cantidades justas y no en exceso.
  • Fibra soluble: es aquella que se disuelve en el agua ayuda a reducir la grasa y a disminuir los niveles de enzimas hepáticas. Lo encontramos en alimentos tales como, cereales, semillas, legumbres y frutos secos.

Junto con una dieta adecuada y balanceada se puede disminuir la grasa en el hígado.

Tratamiento y prevención para el hígado graso

El hígado graso puede desembocar en otros problemas de salud. La buena noticia es que si se trata de forma temprana puede revertirse. Nuestro cuerpo es lo más valioso que tenemos, pues tenemos unos solo ¿verdad? Por eso es importante cuidarlo.

A continuación algunos cambios que debemos hacer para cuidarnos.

Dietas para tratar el hígado graso

Uno de los primeros cambios que debemos dar es una alimentación saludable. En la guía ya se han mencionado algunos alimentos para complementar nuestra dieta. Es fundamental dar un adecuado acompañamiento para evitar el progreso de la enfermedad.

Además de los ya mencionados, otros alimentos recomendados por expertos son:

  • Alimentos ricos en vitamina C: se pueden encontrar en frutas, verduras y legumbres. Por ejemplo: kiwi, papaya, frutas rojas, piña o ananá, brócoli, entre otros.
  • Alimentos ricos en vitamina D: esta vitamina nos la puede brindar el sol, además de los alimentos como el salmón, atún, yema de huevo, leche y otros.
  • Alimentos ricos en Omega-3: sin dudas, la omega 3 es el protector del hígado. Algunos alimentos son: aguacate, pescados azules, verduras de hojas verdes, avena, aceite de oliva y otros.
Recuerda que ante cualquier inquietud o síntoma debes visitar al médico. (Fuente: Marcelo Leal: k7ll1hpdhFA/ unsplash.com)

Estilo de vida: ejercicios para prevenir hígado graso

Tal vez, la parte más difícil de cambiar es la incorporación de ejercicios físicos en nuestras vidas. Cuesta, no hay que negarlo, pero es necesario hacerlo para mantener nuestro cuerpo sano y saludable.

Solo es necesario incorporar y empezar algunos ejercicios básicos y prácticos, recuerda que todo es paso a paso y de manera gradual. No queremos lesionar nuestro cuerpo por querer realizar movimientos bruscos. Basta con pequeñas caminatas diarias o si tienes bicicleta, aprovéchala.

Nuestra conclusión

Esta enfermedad puede ser dura, pero tienes que mantenerte positivo y recordar que puedes combatirla. Si bien puede que no presente síntoma, algunos pueden presentarse como pérdida de apetito, peso o cansancio, ante cualquier duda acuérdate de hacer una visita al médico.

El tratamiento puede que no sea difícil, solo mantenerse fuerte realizando dietas adecuadas, pequeños ejercicios y no consumiendo alcohol en exceso.

(Fuente de la imagen destacada: actiongp: 124739555/ 123rf.com)

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada .