Estreñimiento: Causas y tratamiento

Todos tenemos un ritmo intestinal diferente y la normalidad se encuentra en un rango bastante amplio desde tres evacuaciones al día hasta tres a la semana. Cuando ya vamos menos de lo normal al baño, se conoce como estreñimiento, un síntoma muy común en las mujeres y ancianos que podría tener mucho que ver con nuestros hábitos diarios.

No obstante, el estreñimiento no siempre es algo que se puede resolver desde nuestros hogares. En algunos casos este síntoma puede relacionarse a enfermedades importantes, por eso es fundamental reconocer los síntomas de alarma y cuándo deberíamos acudir al médico para evaluarnos.

Lo más importante

  • Evacuar menos de tres veces a la semana es lo que se conoce como estreñimiento. Si este síntoma se prolonga durante más de tres meses comienza a denominarse “estreñimiento crónico”. 
  • El estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad. Esto quiere decir que puede aparecer por distintas razones y cada una puede necesitar una estrategia de tratamiento distinta. 
  •  Los fármacos de venta libre que sirven para aliviar el estreñimiento como los laxantes usualmente no atacan la causa del problema. Así, recomendamos que visites a tu médico si tu estreñimiento se prolonga durante mucho tiempo.

Todo lo que necesitas saber sobre el estreñimiento

Para comenzar a entender qué es el estreñimiento y cómo aliviarlo es importante que aprendas a identificarlo correctamente.  A continuación, aprenderás todo lo que tienes que saber sobre el estreñimiento, ¡y un poco más!

¿Qué es exactamente el estreñimiento?

Muchas personas tienen una idea de qué es el estreñimiento, pero frecuentemente se confunde un día sin ir al baño con este síntoma o incluso se ignora que padecen de estreñimiento cuando llevan más de una semana sin visitar al inodoro para hacer “caca”.

Sundt

Ahorra un 12% en tu primer pedido con SUNDT

SUNDT ofrece suplementos nutricionales de alta calidad. Nuestra gama se centra en vitaminas y minerales liposomales.

82787C01-82C1-48EF-8A46-BFB0759ED992 A N O R D I C O I L C O M P A N Y 12-es

Hablamos de estreñimiento cuando evacuas menos de tres veces a la semana (esto quiere decir que solo vas al baño dos veces o menos). Además, este síntoma suele acompañarse de heces muy duras y difíciles de expulsar (1, 2), por lo que podrías quedarte mucho tiempo sentado en el inodoro con las ganas de hacer “caca”, pero sin éxito.

Es importante también diferenciar lo que es el estreñimiento agudo del crónico. Los profesionales de la salud tienen opiniones diferentes de cuándo comienza a prolongarse demasiado, diciendo que ya es crónico a los 3 o 6 meses (3, 4, 5).

Evacuar menos de tres veces a la semana es lo que se conoce como estreñimiento. (Fuente: Ragiboglu: 83038260/ 123rf.com)

El estreñimiento en diferentes etapas de la vida: ¿cómo reconocerlo y qué hacer al respecto?

El estreñimiento le puede ocurrir a cualquier persona. Sin embargo, ciertos individuos son mucho más susceptibles a padecer estreñimiento o es mucho más difícil reconocerlo si les sucede. A continuación, aprenderás a identificar el estreñimiento a diferentes edades y en diferentes condiciones:

Embarazadas

Las mujeres sin siquiera estar embarazadas son mucho más susceptibles a padecer estreñimiento que los hombres de su misma edad, ¡es dos veces más probable que les pase!  (5, 6)

Imagínate ahora que esta mujer tiene cambios en su cuerpo tanto hormonales (por un aumento de la progesterona) como anatómicos por la presencia de un nuevo ser en su vientre, ¡es casi seguro que van a tener este síntoma! Pero ¿qué pueden hacer para manejarlo? Te aconsejamos (7, 8):

  1. Aumenta tu consumo de agua: el agua no solo hidrata a tus células, sino que también es capaz de hidratar a tus heces para facilitar su salida. Recomendamos que tomes de 6 a 8 vasos de agua al día. También puedes intentar tomar zumo de ciruela (9).  
  2. Agrega un poco de fibra a tus comidas: comienza con aumentar tu consumo de verduras, frutas, legumbres y cereales poco a poco. Si de un día para otro aumentas drásticamente su consumo puedes sentir malestar e incluso tener diarrea. Recuerda que la cantidad recomendada de fibra al día es de 25 a 30 gramos (10).  
  3. ¡Mueve el cuerpo!: el ejercicio es una de las mejores maneras de hacer que tu intestino se mueva también. Durante el embarazo recomendamos ejercicios de bajo impacto como caminar en terrenos planos, ejercicios acuáticos o yoga.
  4. Si todo falla, ¡intenta con los fármacos aprobados por tu médico!: existen varios fármacos para el estreñimiento que puedes usar para el embarazo. Los más comunes son los laxantes (ablandadores de heces) y los suplementos de fibra como el metamucil (11). No olvides seguir el consejo de tu médico, especialmente si vas a tomar laxantes (12).

Si estás tomando suplementos de hierro es posible que estos estén contribuyendo a tu estreñimiento. No recomendamos que dejes de tomarlos, pero sería buena idea mencionar esto a tu médico para considerar cambiar el suplemento o la dosis (11).

Durante el embarazo recomendamos ejercicios de bajo impacto como caminar en terrenos planos, ejercicios acuáticos o yoga. (Fuente: Białasiewicz: 31487666/ 123rf.com)

Bebés

El estreñimiento en bebés no tiene nada que ver con el estreñimiento del adulto. Los bebés raramente sufren de este síntoma, pero hay veces que puede preocuparnos si pasan un par de días sin manchar su pañal. La consistencia de las evacuaciones va a ser diferente dependiendo de la edad de tu bebé. Así, hemos creado una práctica tabla para que reconozcas qué es lo normal y qué no (13):

Edad Lo normal Signos de alarma: ¡llama al pediatra!
Primeros días de vida El bebé va a defecar meconio en las primeras 24-36 horas. Estas son heces verdosas y amarillas  No ha defecado después de pasar las primeras 36 horas
Primera semana de vida Alrededor de 4-8 deposiciones al día Sus deposiciones son poco frecuentes, duras y requieren mucho esfuerzo del bebé para ser expulsadas (se pone rojo del esfuerzo o aprieta con fuerza el abdomen)
A partir de los 28 días de vida hasta los 3 meses Disminuye la frecuencia de deposicionesPodrían pasar varios días sin defecar, pero las heces deben ser blandas y ser emitidas sin gran esfuerzo Sus deposiciones son poco frecuentes, duras y requieren mucho esfuerzo del bebé para ser expulsadas
Después de empezar a comer sólidos (seis meses en adelante) Usualmente el bebé va a defecar después de las comidas o al menos 1 a 2 veces al día Sus deposiciones son poco frecuentes, duras y requieren mucho esfuerzo del bebé para ser expulsadas

Si tu bebé presenta cualquier signo de alarma, no intentes resolverlo en casa, ¡es hora de consultar a su pediatra!

Ancianos

Las personas mayores de 65 años tienen tres veces más posibilidades de padecer estreñimiento (1). A medida que nuestro cuerpo envejece, nuestros movimientos intestinales también se hacen un poco más lentos. Adicionalmente, ciertas enfermedades y el consumo de fármacos podrían relacionarse con este síntoma (14, 15):

  • Desnutrición y debilidad
  • Obstrucciones intestinales 
  • Alteraciones en la regulación nerviosa 
  • Uso de analgésicos potentes como los opioides
  • Fármacos como antiácidos, suplementos de hierro, antidepresivos y medicamentos para el corazón

Intenta hacer pequeños cambios en tu alimentación aumentando tu consumo de fibra poco a poco, tomando más agua y evitando alimentos muy grasos. Si tu estreñimiento no mejora en al menos tres meses, es mejor que consultes a tu médico para ver si hay alguna razón importante que lo esté causando.

Por otro lado, si tu estreñimiento se acompaña de otros síntomas como sangrado cuando logras defecar o, entre defecaciones, adelgazamiento, mucha hinchazón abdominal, vómito o cualquier otro síntoma que te impida llevar una vida diaria normal, es mejor que consultes de inmediato a tu médico.

Los adultos mayores tienen más posibilidades de padecer estreñimiento. (Fuente: Lightfieldstudios: 117464613/ 123rf.com)

¿Qué tomar para el estreñimiento?

Desde cambios en tu estilo de vida hasta tratamientos farmacológicos, ¡hay mucho que puedes hacer para aliviar el estreñimiento!

Remedios caseros

Hay mucho que puedes hacer en casa para aliviar tu estreñimiento, desde tomar un poco más de agua, hacer más ejercicio y agregar poco a poco alimentos con fibra en tu alimentación.

Más allá de esto, puedes intentar aplicar estos tres sencillos cambios en tu vida diaria que te podrían cambiar la vida: 

  1. Masajes colónicos: de acuerdo con múltiples investigaciones, los masajes colónicos son capaces de mejorar el tránsito intestinal (16). Para hacerlos tú mismo, puedes sentarte en el inodoro y elevar las rodillas para que tu abdomen se ponga blando.  Intenta masajearte en la dirección normal del colon (desde la parte superior de tu cadera derecha, por debajo de las costillas hasta la parte superior de tu cadera izquierda). 
  2. Usa un banquillo en el baño: mejorar la postura en el baño puede ayudar mucho a nuestro intestino. Intenta elevar tus rodillas hasta tu pecho usando un banquillo para facilitar la salida de las heces, ¡es sencillo y rápido! 
  3. Come ciruelas: esta deliciosa fruta contiene sorbitol, que funciona como laxante natural y también contienen bastante fibra si se comen enteras. Otros alimentos que contienen este componente son las manzanas, peras y cerezas (17)
La ciruela es un laxante natural. (Fuente: Igorr: 127890770/ 123rf.com)

Probióticos para el estreñimiento

Los probióticos son suplementos que contienen microorganismos vivos que se encuentran normalmente en un intestino sano. Así, podrían ayudar a “repoblar” tu colon con bacterias y hongos importantes para devolverlo a su estado de normalidad.

Se ha visto que la alteración de la flora intestinal está relacionada con el empeoramiento del estreñimiento y el uso de probióticos podría mejorar esta condición (18).

Elige probióticos que contengan de cien a mil millones de unidades formadoras de colonias (UFC) y que estén protegidos por un revestimiento entérico que los ayudará a llegar a tu intestino sin que tus ácidos estomacales los detengan (19).

El ejercicio es una de las mejores maneras de hacer que tu intestino se mueva también. (Fuente: Atamanenko: 45241193/ 123rf.com)

Tratamientos farmacológico para el estreñimiento

Si no puedes mejorar tu estreñimiento con las estrategias anteriores es posible que necesites de ciertos fármacos para darle un «empujoncito» a tu sistema digestivo.

Los laxantes son los fármacos más usados para aliviar el estreñimiento y usualmente los puedes encontrar como (20)

  1. Laxantes osmóticos: son los más económicos y rápidos. No se debe usar en ancianos porque pueden generar deshidratación.
  2. Laxantes estimulantes: su acción es un poco más lenta, pero sirven para tratar el estreñimiento causado por medicamentos como los opioides.  
  3. Laxantes emolientes: son los de efecto más tardío, pero pueden usarse en personas con problemas del corazón y de la tensión.

Queremos recordarte que los laxantes pueden no “curar” la causa del estreñimiento, sino solo aliviar el síntoma. Si padeces de estreñimiento crónico consulta a tu médico para encontrar la causa.

Nuestra conclusión

El estreñimiento no es más que un síntoma que puede relacionarse a un estilo de vida desfavorable, cambios en nuestro cuerpo como sucede en el embarazo o la vejez o enfermedades gastrointestinales que requieren atención médica. 

Las primeras medidas para contrarrestarlo pueden tomarse desde casa, mejorando nuestros hábitos y tomando ciertos suplementos o medicamentos de venta libre. Sin embargo, si este síntoma se prolonga o empeora rápidamente, ¡es imprescindible que vayas al médico!

¡No olvides visitar nuestros otros artículos por más información y compartirlo para extender el conocimiento! ¿Tienes alguna duda sin resolver? Déjanos un comentario. 

(Fuente de la imagen destacada: Twinsterphoto: 50498522/ 123rf.com)

Referencias (20)

1. Fundación Española del Aparato Digestivo. Guía para prevenir y tratar el estreñimiento. SaludigestivoEs n.d.
Source

2. García García JI, Ventura Pérez M, Peña Forcada E, Domingo Regany E. Dolor abdominal urgente: diagnóstico diferencial del estreñimiento. Semergen 2014;40:e51-6.
Source

3. Wald A. Chronic constipation: advances in management. Neurogastroenterol Motil 2007;19:4–10.
Source

4. Johanson JF. Constipation. GI Epidemiology, Oxford, UK: Blackwell Publishing Ltd; 2008, p. 184–90.
Source

5. Gotfield J.Estreñimiento en adultos. Manuales MSD. 2020
Source

6. McCrea GL, Miaskowski C, Stotts NA, Macera L, Paul SM, Varma MG. Gender differences in self-reported constipation characteristics, symptoms, and bowel and dietary habits among patients attending a specialty clinic for constipation. Gend Med 2009;6:259–71.
Source

7. Jewell DJ, Young G. Interventions for treating constipation in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev 2001:CD001142.
Source

8. Derbyshire E, Davies J, Costarelli V, Dettmar P. Diet, physical inactivity and the prevalence of constipation throughout and after pregnancy. Matern Child Nutr 2006;2:127–34.
Source

9. FESNAD y AECOSAN. Hábitos para toda la vida. Hidratación también es salud. [Internet]. 2016
Source

10. Fibra dietética: esencial para una dieta saludable. MayoclinicOrg 2019.
Source

11. Personal de Mayoclinic. Estreñimiento en el embarazo: ¿son seguros los ablandadores de heces? MayoclinicOrg 2020.
Source

12. Societat Catalana de Digestología. Información para pacientes: Estreñimiento. [Internet] scdigestologia.org
Source

13. Personal de AMIR. Manual de Pediatría. 2019.

14. Carlos B. y Cols. Guía de buena práctica clínica en geriatría. Estreñimiento en el anciano. Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. 2014
Source

15. Gallegos-Orozco JF, Foxx-Orenstein AE, Sterler SM, Stoa JM. Chronic constipation in the elderly. Am J Gastroenterol 2012;107:18–25; quiz 26
Source

16. Sinclair M. The use of abdominal massage to treat chronic constipation. J Bodyw Mov Ther 2011;15:436–45.
Source

17. attaluri A, Donahoe R, Valestin J, Brown K, Rao SSC. Randomised clinical trial: dried plums (prunes) vs. psyllium for constipation: Randomised clinical trial: dried plums in constipation. Aliment Pharmacol Ther 2011;33:822–8.
Source

18. Dimidi E, Christodoulides S, Fragkos KC, Scott SM, Whelan K. The effect of probiotics on functional constipation in adults: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Am J Clin Nutr 2014;100:1075–84
Source

19. Antonieta G., Ramon B. Probióticos. Farmacia Profesional. 2017.
Source

20. Personal de Mayo Clinic. Laxantes de venta libre para tratar el estreñimiento: Úsalos con precaución. [Internet]. Mayoclinic.org. 2018.
Source

Artículo científico
Fundación Española del Aparato Digestivo. Guía para prevenir y tratar el estreñimiento. SaludigestivoEs n.d.
Go to source
Artículo científico
García García JI, Ventura Pérez M, Peña Forcada E, Domingo Regany E. Dolor abdominal urgente: diagnóstico diferencial del estreñimiento. Semergen 2014;40:e51-6.
Go to source
Artículo científico
Wald A. Chronic constipation: advances in management. Neurogastroenterol Motil 2007;19:4–10.
Go to source
Artículo científico
Johanson JF. Constipation. GI Epidemiology, Oxford, UK: Blackwell Publishing Ltd; 2008, p. 184–90.
Go to source
Web oficial
Gotfield J.Estreñimiento en adultos. Manuales MSD. 2020
Go to source
Estudio en humanos
McCrea GL, Miaskowski C, Stotts NA, Macera L, Paul SM, Varma MG. Gender differences in self-reported constipation characteristics, symptoms, and bowel and dietary habits among patients attending a specialty clinic for constipation. Gend Med 2009;6:259–71.
Go to source
Artículo científico
Jewell DJ, Young G. Interventions for treating constipation in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev 2001:CD001142.
Go to source
Estudio en humanos
Derbyshire E, Davies J, Costarelli V, Dettmar P. Diet, physical inactivity and the prevalence of constipation throughout and after pregnancy. Matern Child Nutr 2006;2:127–34.
Go to source
Web oficial
FESNAD y AECOSAN. Hábitos para toda la vida. Hidratación también es salud. [Internet]. 2016
Go to source
Web oficial
Fibra dietética: esencial para una dieta saludable. MayoclinicOrg 2019.
Go to source
Web oficial
Personal de Mayoclinic. Estreñimiento en el embarazo: ¿son seguros los ablandadores de heces? MayoclinicOrg 2020.
Go to source
Web oficial
Societat Catalana de Digestología. Información para pacientes: Estreñimiento. [Internet] scdigestologia.org
Go to source
Libro de texto
Personal de AMIR. Manual de Pediatría. 2019.
Artículo científico
Carlos B. y Cols. Guía de buena práctica clínica en geriatría. Estreñimiento en el anciano. Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. 2014
Go to source
Artículo científico
Gallegos-Orozco JF, Foxx-Orenstein AE, Sterler SM, Stoa JM. Chronic constipation in the elderly. Am J Gastroenterol 2012;107:18–25; quiz 26
Go to source
Artículo científico
Sinclair M. The use of abdominal massage to treat chronic constipation. J Bodyw Mov Ther 2011;15:436–45.
Go to source
Estudio en humanos
attaluri A, Donahoe R, Valestin J, Brown K, Rao SSC. Randomised clinical trial: dried plums (prunes) vs. psyllium for constipation: Randomised clinical trial: dried plums in constipation. Aliment Pharmacol Ther 2011;33:822–8.
Go to source
Revisión sistemática
Dimidi E, Christodoulides S, Fragkos KC, Scott SM, Whelan K. The effect of probiotics on functional constipation in adults: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Am J Clin Nutr 2014;100:1075–84
Go to source
Artículo científico
Antonieta G., Ramon B. Probióticos. Farmacia Profesional. 2017.
Go to source
Web oficial
Personal de Mayo Clinic. Laxantes de venta libre para tratar el estreñimiento: Úsalos con precaución. [Internet]. Mayoclinic.org. 2018.
Go to source