Estreñimiento crónico: Causas, tratamiento y más

La dificultad para ir al baño, el dolor durante las evacuaciones y el malestar gastrointestinal que caracterizan al estreñimiento afectan hasta a un 20 % de los españoles en la actualidad.

La gran pregunta es, ¿puedo hacer algo para aliviar mi estreñimiento? ¡Te tenemos buenas noticias! Existen muchas cosas que puedes hacer, desde cambiar tus hábitos hasta usar ciertos medicamentos y suplementos que aliviarán tu estreñimiento. Para conocerlos, ¡no dejes de leer!

Lo más importante

  • El estreñimiento es un síntoma que afecta principalmente a personas mayores de 65 años por cambios en su cuerpo y a mujeres por factores hormonales (especialmente durante el embarazo) y culturales.
  • Para que se denomine estreñimiento, la persona debe evacuar menos de tres veces a la semana, asociándose usualmente a heces duras, secas y difíciles de expulsar. Para que se considere crónico, estos síntomas deben perdurar más de 3 meses.
  • La principal causa del estreñimiento es un estilo de vida poco saludable que incluye una mala alimentación, beber poca agua y el sedentarismo. Sin embargo, el estreñimiento crónico puede ser consecuencia de enfermedades que necesitan atención médica o el uso de ciertos fármacos.

Todo lo que necesitas saber sobre el estreñimiento crónico

El estreñimiento crónico es un problema que afecta a muchas personas alrededor del mundo. En España, se estima que dos de cada diez personas podrían padecer este síntoma, provocando muchas veces un gran malestar que puede impactar en su calidad de vida.

¿Qué es el estreñimiento crónico?

El estreñimiento es un síntoma (no una enfermedad) que se presenta cuando una persona tiene menos de tres evacuaciones a la semana, usualmente acompañadas de heces duras, dificultad y/o dolor al expulsarlas (1)

Este síntoma se puede dividir en agudo y crónico. El estreñimiento agudo es el que ha comenzado recientemente y el crónico (de larga duración) debe estar presente al menos durante tres meses (2, 3, 4).

El estreñimiento es un síntoma que afecta principalmente a personas mayores de 65 años por cambios en su cuerpo y a mujeres por factores hormonales. (Fuente: Sarifulin: 131197517/ 123rf.com)

¿Cuáles son los síntomas del estreñimiento crónico?

El estreñimiento puede presentarse de diferentes maneras, ya que podría ser por un cambio en tu estilo de vida o un síntoma de otras enfermedades importantes. 

Así, debes conocer los síntomas comunes y signos de alarma que podrías presentar durante el estreñimiento (5, 6):

Síntomas comunes Signos de alarma
Menos de tres evacuaciones por semana Pérdida de peso
Dificultad para expulsar las heces Dolor que no te deja dormir
Evacuaciones duras o grumosas Heces con sangre o sangrado rectal
Dolor o hinchazón leve del abdomen Abdomen muy hinchado o distendido
Necesidad de usar las manos para ayudarte a expulsar las heces Vómitos
Sensación de obstrucción En ancianos, estreñimiento grave o empeoramiento del estreñimiento

Debes acudir a tu médico de inmediato si presentas cualquier signo de alarma o cualquier síntoma inusual.

¿Cuál es la causa del estreñimiento crónico?

El estreñimiento puede ser causado por cualquier cosa que dificulte el movimiento de las heces al exterior, ya sea una obstrucción, disminución de los movimientos de tu intestino o heces duras que cuestan mucho expulsar.

Las principales causas son las siguientes: 

Estilo de vida cambiante o poco saludable

Muchas veces el estreñimiento podría deberse a ciertos hábitos desfavorables para tu salud o cambios en tu vida diaria que podrían cambiar tu actividad intestinal normal. Los factores más importantes son (6, 7, 8, 9):

  • Una dieta baja en fibra y alta en alimentos ricos en grasas y azúcares
  • No beber suficiente agua
  • Consumir mucho alcohol o cafeína
  • Falta de actividad física
  • Ignorar las ganas de ir al baño
  • Viajes recientes

Estas causas usualmente se relacionan con estreñimiento de corta duración o agudo.

Condiciones de salud

Ciertas condiciones podrían aumentar la probabilidad de que padezcas estreñimiento (6)

  • Hipotiroidismo (disminución de la función de la glándula tiroides)
  • Desórdenes psicológicos como la ansiedad, depresión o desórdenes alimentarios
  • Diabetes y otras alteraciones del metabolismo
  • Cáncer de colon, recto u otros cánceres abdominales
  • Síndrome del intestino irritable
  • Enfermedad de Parkinson
  • Esclerosis múltiple

Consumo de medicamentos

Más allá de las enfermedades que nos pueden causar estreñimiento, también existen medicamentos que enlentecen los movimientos intestinales y dificultan la salida de las heces (11, 12):

  • Medicamentos para aliviar el dolor (morfina o codeína) 
  • Antihipertensivos que bloquean los canales de calcio como el amlodipino o verapamilo
  • Medicamentos para el Parkinson
  • Tratamientos para trastornos psiquiátricos 
  • Diuréticos (medicamentos que te ayudan a orinar)
  • Suplementos (hierro y calcio)
  • Medicamentos para las convulsiones (clonazepam o fenitoína)

Algunos medicamentos no mencionados en esta lista también podrían causar estreñimiento. Si experimentas este síntoma durante tu tratamiento, ¡no dudes en hablar con tu médico!

Muchas veces el estreñimiento podría deberse a ciertos hábitos desfavorables para tu salud o cambios en tu vida diaria que podrían cambiar tu actividad intestinal normal, como la falta de actividad física. (Fuente: Yastremska: 96078973/ 123rf.com)

¿Quiénes podrían ser afectados por el estreñimiento crónico?

Todos podríamos ser las víctimas del estreñimiento crónico, ya que es un síntoma que se debe a muchas causas. Sin embargo, hay ciertas personas que son más susceptibles a padecer este síntoma:

  1. Ancianos: las personas mayores de 65 años tienen tres veces más probabilidad de desarrollar estreñimiento que personas de otras edades (1). Esto se debe a cambios propios de la edad, desarrollo de enfermedades como la diabetes o el Parkinson, el uso de medicamentos y estilos de vida que condicionan al estreñimiento (13).
  2. Mujeres: las mujeres son mucho más susceptibles al estreñimiento que los hombres. Esto se debe principalmente a factores hormonales y también al condicionamiento social, donde las mujeres evitan constantemente ir al baño en lugares públicos por sentir vergüenza (14, 15). Esto “daña” el funcionamiento normal de tu intestino.
  3. Embarazadas: durante esta importante etapa de la vida es muy común que se desarrolle estreñimiento por cambios hormonales, disminución de la actividad física, el uso de ciertos medicamentos (como suplementos de hierro) y por los movimientos que tiene que hacer nuestro sistema digestivo para adaptarse al bebé (16, 17).

Estreñimiento crónico: todo lo que puedes hacer para aliviarlo

Ya que sabes lo más importante sobre el estreñimiento, queda una gran pregunta por contestar: ¿Qué puedo hacer para aliviarlo? ¡Has llegado al lugar correcto para contestar tus inquietudes! 

Cambios importantes en tu estilo de vida

Uno de los primeros pasos para aliviar tu estreñimiento es el cambio en tus hábitos diarios. Puedes comenzar con los siguientes (18, 19, 20):

  • Incluye más fibra en tu dieta: puedes conseguir fibra de cereales, vegetales y frutas. Recuerda no aumentar tu consumo de fibra de forma apresurada, pues podría generarte molestias gastrointestinales.
  • Bebe suficiente agua: si eres el tipo de persona que olvida fácilmente tomar agua, podrías estar contribuyendo a tu estreñimiento sin darte cuenta. Tomar una cantidad adecuada de agua al día (alrededor de 8 vasos para un adulto normal) ayudará a “hidratar” a tus heces para que salgan con mayor facilidad al exterior. 
  • Aumenta tu actividad física: ¡puedes hacer cualquier cosa para poner en movimiento tu cuerpo! Si quieres, baila, camina, pasea a tus mascotas o juega con tus seres queridos, ¡cualquier cosa cuenta! De esta manera “motivarás” a tu intestino a que se mueva también.
Si eres el tipo de persona que olvida fácilmente tomar agua, podrías estar contribuyendo a tu estreñimiento sin darte cuenta. (Fuente: Hetman: 121841733/ 123rf.com)

Siéntate correctamente en el inodoro

Puede que el inodoro haya sido una de las invenciones más importantes de la humanidad. Sin embargo, se olvidaron de un muy importante detalle que es la posición de nuestro recto (la parte final del intestino) cuando estamos sentados.

La forma “natural” de expulsar las heces es en cuclillas, esto endereza a nuestro recto y así pasan las heces con mucha más facilidad. Sin embargo, al sentarnos con las rodillas a nivel de la pelvis, el recto se “dobla” dificultando nuestra experiencia en el baño (21)

¡No te preocupes! La solución a este problema es muy sencilla. Simplemente puedes usar un banquillo para colocar tus pies y así elevar tus rodillas a nivel de tu pecho, de esta manera le facilitarás el trabajo a tu intestino.

Probióticos que te pueden ayudar

Los probióticos son suplementos que contienen microorganismos “vivos” parecidos a los de un intestino sano. Si tu flora intestinal está alterada, podría empeorar tu estreñimiento (22)

Ciertos probióticos podrían ser efectivos para aliviar el estreñimiento crónico. Para elegirlos y usarlos de la forma correcta enfócate en los siguientes aspectos (23):

  1. Intenta que los probióticos tengan de cien a mil millones de Unidades Formadoras de Colonias (UFC)
  2. Elige probióticos que tengan revestimiento entérico, esto facilita que los microorganismos lleguen a tu intestino intactos sin ser atacados por los ácidos estomacales
  3. Evita que tus probióticos se dañen por condiciones ambientales como mucho calor y humedad
  4. Sigue las especificaciones del fabricante y las indicaciones de tu médico
Incluye más fibra en tu dieta, puedes conseguir fibra de cereales, vegetales y frutas. (Fuente: Trendsetter Images: 42936598/ 123rf.com)

Medicamentos para el estreñimiento

El estreñimiento crónico muchas veces requiere el uso de ciertos medicamentos para su alivio, ya que las medidas convencionales no son suficientes para “motivar” a tu intestino a que expulse las heces.

Aquí es donde entran los laxantes, un grupo muy variado de medicamentos cuyo fin es ayudarte a ir al baño. Puedes encontrar las siguientes variedades (24)

  • Osmóticos: el tipo de laxante más económico y de acción más rápida. Se puede usar en el embarazo bajo indicación médica. Estos actúan absorbiendo grandes cantidades de agua al interior del intestino para facilitar la salida de las heces.
  • Estimulantes: este tipo de laxantes estimula el movimiento del intestino y se usa principalmente para tratar el estreñimiento causado por ciertos medicamentos. 
  • Emolientes: ayudan a mezclar las heces con agua y grasas para facilitar su tránsito por el tubo digestivo. Tienen un efecto más tardío, pero pueden usarse en personas con problemas del corazón y la tensión.

No olvides hablar con tu médico antes de elegir o usar un laxante.

Consulta a tu médico

El estreñimiento crónico es un síntoma que puede ser la consecuencia de muchas situaciones, entre estas enfermedades importantes. 

Así, tu médico de cabecera sabrá diagnosticar y tratar estas enfermedades para aliviar los síntomas de tu estreñimiento y muchos otros que se asocian a estas condiciones.

Sin embargo, muchas veces el estreñimiento es una consecuencia de los tratamientos médicos que podrías necesitar. De la misma manera, conversar con tu médico sobre este efecto adverso de los medicamentos podría resultar en un cambio de tu medicación o asociación con otros fármacos que te podrían ayudar a aliviar tu estreñimiento. 

Resumen

El estreñimiento se define como una disminución de la frecuencia de las “visitas al baño” por debajo de tres evacuaciones a la semana. Se vuelve crónico cuando este síntoma supera los tres meses de duración y en estos casos es posible que se esté asociado a condiciones de salud importantes. 

El tratamiento del estreñimiento debe comenzar en casa, identificando si un cambio de estilo de vida podría mejorar tus síntomas. Además de esto, siempre debes consultar a tu médico cuando el estreñimiento se vuelve crónico, pues muchas veces un cambio en tu estilo de vida no es suficiente para aliviarlo. 

Si este artículo te ha sido de utilidad, compártelo con tus seres queridos y déjanos un comentario con tus dudas y opiniones, ¡estaremos encantados de responderte!

(Fuente de la imagen destacada: Georgerudy: 81320080/ 123rf.com)

Referencias (24)

1. Fundación Española del Aparato Digestivo. Guía para prevenir y tratar el estreñimiento. SaludigestivoEs n.d.
Source

2. García García JI, Ventura Pérez M, Peña Forcada E, Domingo Regany E. Dolor abdominal urgente: diagnóstico diferencial del estreñimiento. Semergen 2014;40:e51-6.
Source

3. Lizarraga Purroy J, Pacheco del Ro G, Villagrasa Manzano R, Pea Aldea A. Protocolo diagnóstico del estreñimiento de reciente comienzo. Medicine 2008;10:385–7.
Source

4. Wald A. Chronic constipation: advances in management. Neurogastroenterol Motil 2007;19:4–10.
Source

5. Johanson JF. Constipation. GI Epidemiology, Oxford, UK: Blackwell Publishing Ltd; 2008, p. 184–90.
Source

6. Gotfield J.Estreñimiento en adultos. Manuales MSD. 2020
Source

7. Sorangel D., Khaled B Magda Constipation. National Center of Biotechnology Information. 2019.
Source

8. Morais M. y Cols. Measurement of Low Dietary Fiber Intake As a Risk Factor for Chronic Constipation in Children. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. 1999.
Source

9. Anti M. y Cols. Water Supplementation Enhances the Effect of High-fiber Diet on Stool Frequency and Laxative Consumption in Adult Patients with Functional Constipation.
Source

10. Dinning PG, Smith TK, Scott SM. Pathophysiology of colonic causes of chronic constipation. Neurogastroenterol Motil 2009;21 Suppl 2:20–30.
Source

11. Wong M. Sociodemographic and lifestyle factors associated with constipation in an elderly Asian community. Am J Gastroenterol 1999;94:1283–91.
Source

12. Branch RL, Butt TF. Drug-induced constipation. Adverse Drug React Bull 2009;NA;987–90.
Source

13. Gallegos-Orozco JF, Foxx-Orenstein AE, Sterler SM, Stoa JM. Chronic constipation in the elderly. Am J Gastroenterol 2012;107:18–25; quiz 26.
Source

14. Oh J-E, Kim Y-W, Park S-Y, Kim J-Y. Estrogen rather than progesterone cause constipation in both female and male mice. Korean J Physiol Pharmacol 2013;17:423–6.
Source

15. McCrea GL, Miaskowski C, Stotts NA, Macera L, Paul SM, Varma MG. Gender differences in self-reported constipation characteristics, symptoms, and bowel and dietary habits among patients attending a specialty clinic for constipation. Gend Med 2009;6:259–71.
Source

16. Jewell DJ, Young G. Interventions for treating constipation in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev 2001:CD001142.
Source

17. Societat Catalana de Digestología. Información para pacientes: Estreñimiento. IngotmScdigestologiaOrg n.d.
Source

18. Tramonte SM, Brand MB, Mulrow CD, Amato MG, O’Keefe ME, Ramirez G. The treatment of chronic constipation in adults. A systematic review. J Gen Intern Med 1997;12:15–24.
Source

19. Müller L y Cols. Myths and Misconceptions About Chronic Constipation. American Journal of Gastroenterology. 2005.
Source

20. Gao R, Tao Y, Zhou C, Li J, Wang X, Chen L, et al. Exercise therapy in patients with constipation: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Scand J Gastroenterol 2019;54:169–77.
Source

21. Sikirov BA. Primary constipation: an underlying mechanism. Med Hypotheses 1989;28:71–3.
Source

22. Dimidi E, Christodoulides S, Fragkos KC, Scott SM, Whelan K. The effect of probiotics on functional constipation in adults: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Am J Clin Nutr 2014;100:1075–84.
Source

23. Antonieta G., Ramon B. Probióticos. Farmacia Profesional. 2017.
Source

24. Personal de Mayo Clinic. Laxantes de venta libre para tratar el estreñimiento: Úsalos con precaución. [Internet]. Mayoclinic.org. 2018.
Source

Artículo científico
Fundación Española del Aparato Digestivo. Guía para prevenir y tratar el estreñimiento. SaludigestivoEs n.d.
Go to source
Artículo científico
García García JI, Ventura Pérez M, Peña Forcada E, Domingo Regany E. Dolor abdominal urgente: diagnóstico diferencial del estreñimiento. Semergen 2014;40:e51-6.
Go to source
Artículo científico
Lizarraga Purroy J, Pacheco del Ro G, Villagrasa Manzano R, Pea Aldea A. Protocolo diagnóstico del estreñimiento de reciente comienzo. Medicine 2008;10:385–7.
Go to source
Artículo científico
Wald A. Chronic constipation: advances in management. Neurogastroenterol Motil 2007;19:4–10.
Go to source
Artículo científico
Johanson JF. Constipation. GI Epidemiology, Oxford, UK: Blackwell Publishing Ltd; 2008, p. 184–90.
Go to source
Web oficial
Gotfield J.Estreñimiento en adultos. Manuales MSD. 2020
Go to source
Artículo científico
Sorangel D., Khaled B Magda Constipation. National Center of Biotechnology Information. 2019.
Go to source
Estudio en humanos
Morais M. y Cols. Measurement of Low Dietary Fiber Intake As a Risk Factor for Chronic Constipation in Children. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. 1999.
Go to source
Estudio en humanos
Anti M. y Cols. Water Supplementation Enhances the Effect of High-fiber Diet on Stool Frequency and Laxative Consumption in Adult Patients with Functional Constipation.
Go to source
Estudio en humanos
Dinning PG, Smith TK, Scott SM. Pathophysiology of colonic causes of chronic constipation. Neurogastroenterol Motil 2009;21 Suppl 2:20–30.
Go to source
Estudio en humanos
Wong M. Sociodemographic and lifestyle factors associated with constipation in an elderly Asian community. Am J Gastroenterol 1999;94:1283–91.
Go to source
Artículo científico
Branch RL, Butt TF. Drug-induced constipation. Adverse Drug React Bull 2009;NA;987–90.
Go to source
Artículo científico
Gallegos-Orozco JF, Foxx-Orenstein AE, Sterler SM, Stoa JM. Chronic constipation in the elderly. Am J Gastroenterol 2012;107:18–25; quiz 26.
Go to source
Estudio en ratas
Oh J-E, Kim Y-W, Park S-Y, Kim J-Y. Estrogen rather than progesterone cause constipation in both female and male mice. Korean J Physiol Pharmacol 2013;17:423–6.
Go to source
Estudio en humanos
McCrea GL, Miaskowski C, Stotts NA, Macera L, Paul SM, Varma MG. Gender differences in self-reported constipation characteristics, symptoms, and bowel and dietary habits among patients attending a specialty clinic for constipation. Gend Med 2009;6:259–71.
Go to source
Artículo científico
Jewell DJ, Young G. Interventions for treating constipation in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev 2001:CD001142.
Go to source
Artículo científico
Societat Catalana de Digestología. Información para pacientes: Estreñimiento. IngotmScdigestologiaOrg n.d.
Go to source
Revisión sistemática
Tramonte SM, Brand MB, Mulrow CD, Amato MG, O’Keefe ME, Ramirez G. The treatment of chronic constipation in adults. A systematic review. J Gen Intern Med 1997;12:15–24.
Go to source
Artículo científico
Müller L y Cols. Myths and Misconceptions About Chronic Constipation. American Journal of Gastroenterology. 2005.
Go to source
Revisión sistemática
Gao R, Tao Y, Zhou C, Li J, Wang X, Chen L, et al. Exercise therapy in patients with constipation: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Scand J Gastroenterol 2019;54:169–77.
Go to source
Artículo científico
Sikirov BA. Primary constipation: an underlying mechanism. Med Hypotheses 1989;28:71–3.
Go to source
Revisión sistemática
Dimidi E, Christodoulides S, Fragkos KC, Scott SM, Whelan K. The effect of probiotics on functional constipation in adults: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Am J Clin Nutr 2014;100:1075–84.
Go to source
Artículo científico
Antonieta G., Ramon B. Probióticos. Farmacia Profesional. 2017.
Go to source
Web oficial
Personal de Mayo Clinic. Laxantes de venta libre para tratar el estreñimiento: Úsalos con precaución. [Internet]. Mayoclinic.org. 2018.
Go to source
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada .