Los 7 beneficios del té para la salud

El té es la segunda bebida más consumida en todo el mundo, tan solo por detrás del agua. Se dice que esta infusión se empezó a tomar en China hace alrededor de 5000 años y que llegó a Europa importada por los holandeses. Desde entonces, mucha es la literatura que ha ido surgiendo en torno a este brebaje, al que los propios chinos han llegado a catalogar como “el elixir de la vida”.

Los beneficios que aporta el té para la salud son demasiado buenos como para dejar de ser conocidos. Te contaremos las múltiples propiedades que aporta esta bebida elaborada a base de las hojas de la Camellia Sinensis.

Puntos clave

  • El té es un excelente complemento o suplemento para algunos tratamientos. Tiene efectos que te ayudan a prevenir algunas enfermedades.
  • Las propiedades beneficiosas para la salud del té proceden de algunos componentes o sustancias químicas que posee. La L-teanina y la presencia de polifenoles poseen una influencia positiva en nuestro organismo.
  • Esta infusión es considerada como el sustitutivo perfecto del café, debido a la similitud de propiedades que poseen. No obstante, el té presenta la ventaja de tener menos contraindicaciones que el café.

Los beneficios que el té aporta a tu salud física y mental

El fundamento y la literatura científica que hay detrás de esta bebida es grande. Sin embargo, también es cierto que, en búsqueda de la verdad, puedes encontrar datos incorrectos. Es por eso que te hemos hecho la vida más fácil y aquí dejamos los 7 beneficios mejores guardados del té (1).

No sería descabellado decir que si esta infusión es la segunda bebida más consumida del mundo, también podría serlo en cuanto beneficios para la salud. ¿Sabes por qué? Te lo contaremos en los siguientes párrafos.

¿Sabías que el consumo de té de forma regular puede alargar la vida más de un año?

Está comprobado que el té tiene efectos directos sobre la concentración. (Fuente: Thought Catalog: 3240766/ Pixabay.com)

El té como complemento para perder peso

Tal cual lo lees, como complemento. En la actualidad, hay una tendencia de ofrecer productos milagrosos que aseguran la pérdida de peso. Desgraciadamente, en la mayoría de los casos, se trata de campañas de marketing fraudulentas en las que los productos que se ofertan no tienen ningún tipo de evidencia científica. No obstante, sí existen productos calificados y certificados para acompañar una pérdida de peso saludable.

Si lo que deseas es perder peso, lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de especialistas o llevar una vida saludable. No obstante, existen variedades de té, como el té verde o de matcha, que tiene una serie de propiedades que ayudan a perder peso. Además, regulan la glucosa, aumentan la saciedad y ayudan a la adaptación de los déficits calóricos.

El té como beneficio para la piel

Está demostrado que el té posee componentes como los polifenoles y la aspalatina. Estas sustancias tienen una función antioxidante, la cual retrasa el envejecimiento de la piel. Además, previenen lesiones cutáneas, como el acné, debido a las propiedades hidratantes que también se encuentran en él.

Mejora la capacidad intelectual y la memoria

Entre los muchos componentes que aportan propiedades beneficiosas para la salud, se encuentra la L-teanina. Este componente es el aminoácido responsable del efecto relajante y placentero que tiene el té. Además de esto, está asociado con efectos positivos sobre la memoria, la concentración y el nivel de alerta (2).

Los efectos de este aminoácido son, extrapolándolo, los mismos que tiene la cafeína en el café. De hecho, estamos hablando realmente de la misma molécula, pero en diferentes plantas. La cantidad es la principal diferencia, estimándose que la teína es una décima parte que la cafeína. Siendo más claros, una taza de té puede llegar a equivaler a una taza de expreso, en comparativa.

El té como asegurador del bienestar emocional

Como ya mencionamos, la L-teanina es un aminoácido casi exclusivo en el té. Además de ser responsable de beneficios como el aumento de la capacidad intelectual y la memoria, también puede generar un bienestar emocional general. Esto se debe a que, al aumentar la actividad de las ondas cerebrales, se concentra en nuestro cerebro la serotonina y dopamina (3).

La serotonina y la dopamina son dos neurotransmisores que están asociados a regular nuestros estados de ánimo. Por ejemplo, como la felicidad o motivación por conseguir algo.

Algunos componentes del té hacen que nuestro cuerpo segregue sustancias químicas que afectan nuestros ánimos. (Fuente: StockSnap: 2626753/ Pixabay.com)

Previene algunas enfermedades

Las propiedades que posee el té hacen que esta bebida sea una fuente rica de nutrientes y componentes. Además, es capaz de ayudar a prevenir algunas enfermedades, reduciendo el porcentaje de posibilidad de padecerlas. Estas son algunas de las enfermedades que pueden ser prevenidas gracias a esta bebida:

  • El cáncer: En el ámbito científico aún se sigue estudiando que el té podría tener componentes que hacen de inhibidores en todas las fases de un cáncer (desde que este se inicia, hasta después de superarlo). Esto se debe a que algunos de sus compuestos antioxidantes vetan enzimas oxidantes, que pueden derivar en el deterioro de células (4).
  • Cardiovasculares: Se ha evidenciado que el té ejerce una acción positiva sobre las LDL (conocido como “colesterol malo”). Además, reduce grandes niveles del colesterol y contrarresta la hipertensión (5).
  • Párkinson: Se ha comprobado que, en la actualidad, hay evidencias de sufrir un menor riesgo de este tipo de enfermedad al consumir té (6).
  • Hemocromatosis: Esta enfermedad afecta al metabolismo del hierro, haciendo que este se acumule en el cuerpo. Los flavonoides del té contribuyen a la disminución de absorción de hierro en todas aquellas personas que poseen esta enfermedad (7).

Posee componentes buenos para la salud

¿Por qué el té es tan beneficioso? ¿Qué contiene? Aquí te dejamos los componentes principales que hacen que esta infusión sea tan favorable para nosotros:

  • L-teanina: Es, junto con la cafeína, una de las bases xánticas (sustancias químicas que actúan principalmente como estimulante nervioso). Posee un efecto similar al de la cafeína en el café. De hecho, son la misma molécula, pero diferenciadas por presentarse en diferentes plantas. La L-teanina es el aminoácido encargado del efecto relajante y placentero que el té causa en nuestro cuerpo.
  • Polifenoles: Esta sustancia se encarga de transferir las cualidades antioxidantes del té. Como resultado, mejora o previene enfermedades de la piel.
El té tiene propiedades antioxidantes que son beneficiosas para el cuidado de la piel. (Fuente: Gromovataya: 3096664/ Pixabay.com)

Es un buen sustitutivo del café

El café es una gran bebida que nos prepara y nos pone alerta o activos durante el resto del día. Esto se debe a los niveles de cafeína que posee y que activan nuestro sistema nervioso estimulándolo.

Sin embargo, el café tiene el inconveniente de que, en altas dosis, puede generar efectos contraproducentes para nuestro cuerpo. Las dosis de cafeína, combinadas con el estrés y la búsqueda del efecto placebo, hacen que sea sencillo caer en el aumento de consumo progresivo de esta bebida.

El té también genera saciedad y contiene cafeína, lo que hace de esta bebida una perfecta opción para reemplazar el café.

Nuestra conclusión

Después de observar toda la literatura y fundamentos que sustentan que el té aporta los beneficios que ya hemos mostrado, ¿por qué no tomarlo? Te invitamos a que, salvo que no puedas tomarlo por indicación médica, incorpores esta bebida a tu día a día.

Sin embargo, queremos hacer especial hincapié en que esta bebida es un complemento o suplemento, no un remedio de males. El incorporar el té a tu rutina puede ser beneficioso, pero ten en cuenta siempre la opinión de un profesional cualificado. De lo que no cabe ninguna duda es de que incorporar el té a tu vida será un acierto.

¡No olvides compartir este artículo si te ha parecido interesante!

(Fuente de la imagen destacada: Cogerdesign: 829527/ Pixabay.com)

Referencias (7)

1. Xyniang W, Fangchao L, et al. Tea consumption and the risk of atherosclerotic cardiovascular disease and all-cause mortality: The China-PAR project [Internet]. Oxford Academy; 2020 [2021]
Source

2. Feng L, Chong M-S. Tea consumption reduces the incidence of neurocognitive disorders: Findings from the Singapore longitudinal aging study [Internet]. Springer Link; 2016 [2021]
Source

3. Velasco CB. Algunos aspectos beneficiosos del consumo de té. Universidad de Valladolid; 2014.
Source

4. De Mejía EG. El efecto quimioprotector del té y sus compuestos. Scielo; 2003.
Source

5. B. AV. EL CONSUMO TE Y LA SALUD: CARACTERÍSTICAS Y PROPIEDADES BENEFICAS DE ESTA BEBIDA MILENARIA [Internet]. Scielo; 2004 [2021]
Source

6. Campdelacreu J. Enfermedad de Parkinson y enfermedad de Alzheimer: factores de riesgo ambientalesParkinson disease and Alzheimer disease: environmental risk factors. ScienceDirect; 2014.
Source

7. Carmen Salinero, Rocío Barreiro, Noelia Regueira, Pilar Vela. TÉ, CATEQUINAS Y SALUD. Sociedad de Ciencias de Galicia; 2018.
Source

Artículo científico
Xyniang W, Fangchao L, et al. Tea consumption and the risk of atherosclerotic cardiovascular disease and all-cause mortality: The China-PAR project [Internet]. Oxford Academy; 2020 [2021]
Go to source
Artículo científico
Feng L, Chong M-S. Tea consumption reduces the incidence of neurocognitive disorders: Findings from the Singapore longitudinal aging study [Internet]. Springer Link; 2016 [2021]
Go to source
Artículo científico
Velasco CB. Algunos aspectos beneficiosos del consumo de té. Universidad de Valladolid; 2014.
Go to source
Artículo científico
De Mejía EG. El efecto quimioprotector del té y sus compuestos. Scielo; 2003.
Go to source
Artículo especializado
B. AV. EL CONSUMO TE Y LA SALUD: CARACTERÍSTICAS Y PROPIEDADES BENEFICAS DE ESTA BEBIDA MILENARIA [Internet]. Scielo; 2004 [2021]
Go to source
Artículo científico
Campdelacreu J. Enfermedad de Parkinson y enfermedad de Alzheimer: factores de riesgo ambientalesParkinson disease and Alzheimer disease: environmental risk factors. ScienceDirect; 2014.
Go to source
Artículo científico
Carmen Salinero, Rocío Barreiro, Noelia Regueira, Pilar Vela. TÉ, CATEQUINAS Y SALUD. Sociedad de Ciencias de Galicia; 2018.
Go to source