¡Los 7 grandes beneficios del running!

Chica corriendo al aire libre

El running o salir a correr es una de las actividades físicas más populares en la actualidad. Calzarse unas zapatillas y salir al aire libre es una práctica habitual para más de 110 millones de estadounidenses. Otros 60 millones practican running, jogging u otros ejercicios similares con asiduidad (1).

Hay múltiples motivos que explican este fenómeno, siendo el más expandido los problemas de peso. En 2017, un 14% de americanos lo citaron como el principal motivo para empezar a correr (2). ¿Tú también estás pensando en correr? En este artículo, te damos 7 poderosas razones para que te convenzas de los beneficios del running de una vez por todas.

Puntos clave

  • El running se ha situado entre los deportes más aconsejados por los expertos a la hora de llevar una vida saludable. En los tiempos que corren, se hace más necesario que nunca practicar algo de ejercicio aeróbico para quemar grasas y activar los músculos de nuestro cuerpo. El running no solo hace esto, sino que también ayuda a mejorar la circulación sanguínea o absorber más oxígeno en el organismo.
  • Correr tonifica nuestros músculos, huesos y articulaciones. También fortalece nuestro corazón y ayuda a prevenir infartos, derrames y otras enfermedades cardiovasculares. Si te encuentras alicaído, falto de energía o si estás en proceso de rehabilitación tras una depresión, el running puede ser tu mayor aliado. Correr también alarga tu vida y mejora tu estado de ánimo.
  • Para practicar el running, antes has de preguntarte cuánto tiempo llevas sin realizar ejercicio físico alguno y cuánto puede aguantar tu cuerpo. Empieza suavemente y sin precipitarte y recuerda que más no siempre es mejor. Una carrera de intensidad moderada durante 30 minutos es suficiente para comenzar a ver los grandes beneficios que tiene para tu salud.

¿Qué beneficios ganas practicando el running?

Hoy en día es común que mucha gente se inicie en un deporte, ya sea para combatir la rutina, ganar en salud o estilizar su figura. Hay infinidad de prácticas deportivas entre las que elegir, lo cual puede dificultar la toma de decisión. Entre ellas, la más frecuentada quizá sea correr. Es barato, no requiere mucha técnica y activa un gran número de músculos en nuestro organismo. ¡No te vayas aún! Para disipar todas tus dudas acerca del running, ¡sigue leyendo!

Te ayuda a adelgazar

Seguramente habrás oído que la mejor forma de adelgazar es controlando tu dieta, pero no hay mejor receta contra el sobrepeso que combinándolo también con ejercicio. Practicar el running de forma regular (3-5 veces por semana) acelera nuestro metabolismo. Esto no solo nos permite adelgazar durante el entrenamiento, sino que también nos ayuda a quemar grasas tiempo después (3).

La idea detrás del running no reside tanto en la intensidad como en la regularidad. De hecho, si no estás acostumbrado, empezar fuerte puede resultar contraproducente e incluso inducir a lesiones. Como norma general, una persona puede perder 100 calorías por kilómetro recorrido. Si eres capaz de crear un déficit calórico entre lo que consumes y lo que gastas, entonces alcanzarás el objetivo de perder peso.

Disminuye tus niveles de estrés y de ansiedad

El ejercicio aumenta tu salud y te proporciona más vigor para encarar el día a día. Gracias al running, aumenta la producción de los neurotransmisores del cerebro conocidos como endorfinas. Estas te proporcionan la felicidad y el bienestar que buscas, aliviando el pesar y el estrés acumulado y renovando tus energías.

Cuanta más regular sea la actividad, más endorfinas genera tu cuerpo y más te relajas. Para lograrlo, no hay mejor ejercicio que el running, ya que su intensidad produce más ácido láctico en sangre y este a cambio libera las famosas endorfinas que nos servirán de analgésico. Además, correr también contribuye a generar nuevas neuronas, rejuveneciendo el cerebro y fortaleciendo la memoria (4).

Joven sonreinte corriendo
Un joven sonriente escucha música mientras practica ejercicio en la ciudad. (Fuente: Andrea Piacquadio/ Pexels)

Alarga la vida

Un estudio realizado por el Hospital Universitario de Bispebjerg revela que practicar el running disminuye un 44% el riesgo de mortalidad. En comparación con aquellos que no lo ejercitan, los runners ven su vida alargada en 6 años de media. Además, sus análisis sitúan el tiempo ideal entre 1 y 2.5 horas por semana para sacar el máximo provecho (5).

No obstante, los investigadores también advierten que excederse en la intensidad del ejercicio hasta el punto de quedarse sin aliento está contraindicado. Es más, según sus resultados, castigar demasiado el cuerpo con ejercicio puede resultar tan perjudicial para la salud como no practicarlo (6). Por lo tanto, huyamos de falsas creencias que nos dicen que más siempre es mejor. En el running, lo importante es mantenerse activo.

Imagen de maraton
Una mujer y un veterano corredor saludan contentos a la cámara durante una maratón. (Fuente: RUN 4 FFWPU/ Pexels)

4. Reduce el colesterol y fortalece el corazón

Otro de los grandes beneficios que obtienes practicando running es que baja la concentración de colesterol LDL (más conocido como colesterol malo). Un estudio realizado por la Universidad de Duke del Reino Unido, ha revelado que la disminución se produce tanto en corredores habituales como debutantes, sin importar la intensidad con la que corrían. Es más, este descenso del colesterol malo se observa también en sujetos que no pierden peso (7).

Además, el running, al ser un deporte aeróbico, también cuida tu salud cardiovascular. En este aspecto, no hay nada como hacer sesiones de intervalos cortos, pero intensos, alternando grandes esfuerzos con otros suaves. Esto ejercitará los músculos del corazón, mejorando la circulación sanguínea y previniendo contra enfermedades coronarias. Un corazón fuerte es un corazón sano y preparado para los esfuerzos diarios.

Eleva el ánimo y la autoestima

El running puede ser un poderoso antidepresivo. Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Massachusetts y Harvard demuestra que los runners son menos propensos a padecer síntomas de estrés emocional, incluyendo depresión y baja autoestima, que aquellos que no practican deporte (8). No es ningún secreto que un gran número de personas utilizan el running como mecanismo de defensa frente a las adversidades.

Si estás sufriendo un bajón anímico, una crisis sentimental o te sientes abrumado por tu trabajo, hacer running puede resultar tan productivo como sesiones de psicoterapia. Tan solo has de dedicar 20-40 minutos tres veces a la semana para comenzar a ver los beneficios. Asimismo, se ha demostrado que el running también tiene un impacto positivo a largo plazo: los efectos para la mente pueden durar hasta 12 meses después de practicarlo (9).

Silueta a contra luz de mujer corriendo
Una mujer en mitad de su carrera se confunde con el sol que está en el horizonte. (Fuente: Pixabay/ Pexels)

Refuerza el sistema inmunológico

El sistema inmunológico protege nuestro sistema de bacterias, gérmenes y otros microorganismos infecciosos a los que nos exponemos diariamente. Su respuesta inmunitaria nos defiende de todo tipo de agentes invasores. Cuanto más cuidemos nuestro sistema inmunológico, mejor y más rápido actuará.

Practicar ejercicio de forma regular y moderada resulta beneficioso para la interleucina-2. Se trata de unas proteínas encargadas de estimular la producción de células inmunitarias que a su vez actúan contra otras malignas como las infecciosas o tumorales. Reduce tu sedentarismo y comienza a practicar el running para activar tu sistema contra infecciones (10).

Tonifica el sistema locomotor

El aparato locomotor se compone de huesos, músculos y articulaciones, que son esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo. Sin embargo, según la OMS, más del 60% de la población mundial practica un modo de vida sedentario (11). Para combatirlo, el running es la mejor opción y también la más accesible. Gracias al estímulo que enviamos a nuestro cuerpo durante la carrera, la densidad ósea y la fortaleza muscular aumentan.

Además, si sufres desgaste en los ligamentos, artritis u otros trastornos músculo-esqueléticos, está comprobado que el running ayudará a aliviar los síntomas y también a retrasarlos. Comienza con sesiones ligeras y de corta duración y vete ajustando la carga física a medida que tu cuerpo se active. Si sufres dolores tras el entrenamiento, prueba a aligerar la carga. Si los problemas persistieran, interrumpe la práctica deportiva (12).

Personas corriendo
Un hombre se dispone a iniciar una carrera con zapatillas de deporte y sobre una pista cubierta. (Fuente: Andrea Piacquadio/ Pexels)

Nuestra conclusión

El running es un entrenamiento aeróbico que ejercita más de 200 músculos en nuestro cuerpo. Este deporte activa el tren inferior y el núcleo: desde los abdominales hasta los glúteos, pasando por los músculos de nuestra columna. En los últimos años, esta disciplina deportiva ha ido creciendo en popularidad hasta consolidarse como una de las más practicadas. Hay innumerables razones que empujan a la gente a correr, entre ellas está su accesibilidad, intensidad y por supuesto, sus beneficios.

La práctica regular del running tiene un impacto directo en nuestras vidas. Existe unanimidad en la comunidad científica acerca de los beneficios que correr tiene para nuestra salud. Entre otros, retrasa los signos del envejecimiento, ayuda a prevenir enfermedades del corazón y tonifica nuestro cuerpo hasta la más diminuta de las células.

Con este artículo, esperamos haber disipado tus dudas sobre el running. Si es así, te invitamos a que dejes un comentario hablándonos de tu experiencia y que lo compartas en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Stocksnap: 2592247/ Pixabay)

Referencias (12)

1. Lange D. Running & Jogging - Statistics & Facts [Internet]. Statista. 2020 [cited 2021May21].
Source

2. Lange D. What was your primary motivation to start running? [Internet]. Statista. 2020 [cited 2021May21].
Source

3. Luff C, Syn M. Running for Weight Loss [Internet]. Very Well Fit. Very Well Fit; 2020 [cited 2021May21].
Source

4. Kraus WE, Houmard JA, Duscha BD, Knetzger KJ, Wharton MB, McCartney JS, et al. Effects of the Amount and Intensity of Exercise on Plasma Lipoproteins [Internet]. The New England Journal of Medicine. The New England Journal of Medicine; 2002 [cited 2021May21].
Source

5. O'Keefe JH, Schnohr P, Lavie CJ. The dose of running that best confers longevity [Internet]. BMJ Journals. BMJ Publishing Group Limited; 2013 [cited 2021May21].
Source

6. Duck-chul L, Brellenthin AG, Thompson PD, Xuemei S, I-Min L, Lavie CJ. Running as a Key Lifestyle Medicine for Longevity [Internet]. Science Direct. Elsevier Inc.; 2017 [cited 2021May21].
Source

7. Kraus WE, Houmard JA, Duscha BD, Knetzger KJ, Wharton MB, McCartney JS, et al. Effects of the Amount and Intensity of Exercise on Plasma Lipoproteins [Internet]. The New England Journal of Medicine. The New England Journal of Medicine; 2002 [cited 2021May21].
Source

8. Chan CS, Grossman HY. Psychological Effects of Running Loss on Consistent Runners [Internet]. Sage Journals. PubMed; 1988 [cited 2021May21].
Source

9. Raglin JS. Exercise and Mental Health: Beneficial and Detrimental Effects [Internet]. Springer Link. Sports Medicine; 2012 [cited 2021May21].
Source

10. Dowshen S. Sistema inmunológico [Internet]. Rady Children Hospital San Diego. 2009 [cited 2021May21].
Source

11. OMS. Inactividad física: un problema de salud pública mundial [Internet]. Organización Mundial de la Salud. 2021 [cited 2021May21].
Source

12. Australia M. Exercise for Musculoskeletal Conditions [Internet]. Musculoskeletal Australia. 2020 [cited 2021May21].
Source

Documento estadístico
Lange D. Running & Jogging - Statistics & Facts [Internet]. Statista. 2020 [cited 2021May21].
Go to source
Documento estadístico
Lange D. What was your primary motivation to start running? [Internet]. Statista. 2020 [cited 2021May21].
Go to source
Artículo científico
Luff C, Syn M. Running for Weight Loss [Internet]. Very Well Fit. Very Well Fit; 2020 [cited 2021May21].
Go to source
Artículo científico
Kraus WE, Houmard JA, Duscha BD, Knetzger KJ, Wharton MB, McCartney JS, et al. Effects of the Amount and Intensity of Exercise on Plasma Lipoproteins [Internet]. The New England Journal of Medicine. The New England Journal of Medicine; 2002 [cited 2021May21].
Go to source
Artículo científico
O'Keefe JH, Schnohr P, Lavie CJ. The dose of running that best confers longevity [Internet]. BMJ Journals. BMJ Publishing Group Limited; 2013 [cited 2021May21].
Go to source
Artículo científico
Duck-chul L, Brellenthin AG, Thompson PD, Xuemei S, I-Min L, Lavie CJ. Running as a Key Lifestyle Medicine for Longevity [Internet]. Science Direct. Elsevier Inc.; 2017 [cited 2021May21].
Go to source
Artículo científico
Kraus WE, Houmard JA, Duscha BD, Knetzger KJ, Wharton MB, McCartney JS, et al. Effects of the Amount and Intensity of Exercise on Plasma Lipoproteins [Internet]. The New England Journal of Medicine. The New England Journal of Medicine; 2002 [cited 2021May21].
Go to source
Artículo científico
Chan CS, Grossman HY. Psychological Effects of Running Loss on Consistent Runners [Internet]. Sage Journals. PubMed; 1988 [cited 2021May21].
Go to source
Artículo científico
Raglin JS. Exercise and Mental Health: Beneficial and Detrimental Effects [Internet]. Springer Link. Sports Medicine; 2012 [cited 2021May21].
Go to source
Sito web oficial
Dowshen S. Sistema inmunológico [Internet]. Rady Children Hospital San Diego. 2009 [cited 2021May21].
Go to source
Documento oficial
OMS. Inactividad física: un problema de salud pública mundial [Internet]. Organización Mundial de la Salud. 2021 [cited 2021May21].
Go to source
Texto científico
Australia M. Exercise for Musculoskeletal Conditions [Internet]. Musculoskeletal Australia. 2020 [cited 2021May21].
Go to source