¡Conoce los múltiples beneficios de dejar de fumar!

chica fumando

Probablemente, dejar de fumar es uno de los propósitos del año más repetidos y, por tanto, de los que más beneficios y satisfacciones nos da. Desde que se implantó la ley antitabaco en España en el 2005, el número de personas que han dejado de fumar se ha duplicado, al igual que los efectos positivos que tiene para la salud.

Dejar de fumar no es un proceso fácil, pero debe de verse como una forma de aprendizaje. Desde las primeras horas, se pueden notar los beneficios, de manera que puede servirte de motivación para seguir cuidándote.

Puntos clave

  • Proteger tu salud evitando fumar se trata de una medida de concientización. Los beneficios que tiene dejar de fumar son tanto físicos, como del entorno y psicológicos.
  • Los órganos principales, como el corazón, pulmones y cerebro, son los más afectados por las sustancias tóxicas que contiene el humo del tabaco al inhalarlo.
  • Alargar tu esperanza de vida 10 años es posible dejando el tabaco, ya que las células tienen menos riesgo de cambiar su ADN a cancerígenas. Fumar te acorta la vida y qué mejor manera de mantenernos sanos que cuidándonos desde dentro.

Los beneficios de dejar de fumar: la lista definitiva

A continuación, te dejamos una lista de los 30 beneficios más importantes que suponen para las personas dejar de fumar. Beneficios para el bienestar propio y el de las personas de tu alrededor.

chico fumando
Fumar perjudica gravemente su salud. (Fuente: dylan nolte: uDwhwxnRzFc/ unsplash)

Mejora la salud del ecosistema y favorece al medio ambiente

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), para fabricar 300 cigarrillos se necesita un árbol adulto. Además del daño en los ecosistemas de árboles, el humo del tabaco contamina el aire, dañando la capa de ozono. Incluso, los campos que cultivan la planta del tabaco se ven inutilizados durante 3 años, ya que desgastan el suelo para otros cultivos.

Sundt

Ahorra un 12% en tu primer pedido con SUNDT

SUNDT ofrece suplementos nutricionales de alta calidad. Nuestra gama se centra en vitaminas y minerales liposomales.

82787C01-82C1-48EF-8A46-BFB0759ED992 A N O R D I C O I L C O M P A N Y 12-es

Según la Universidad de San Diego en Estados Unidos, las colillas representan 845 mil toneladas de residuos al año (1). No son biodegradables y tardan 25 años en desaparecer. Además de las sustancias tóxicas, que contaminan hasta 50 litros de agua por colilla. En Europa, cada año se producen 30 mil incendios forestales provocados por colillas que no se han apagado. Por tanto, dejar de fumar es un beneficio indispensable para el medio ambiente y el ecosistema.

Mejoran los olores

Cuando se fuma tabaco, se queman todas las sustancias químicas que contiene el cigarro, y ello provoca un olor muy fuerte. Al dejar de fumar, ese humo espeso deja de impregnarse en la ropa, el pelo y las superficies, haciendo que se mantenga un olor natural.

Cuando dejas de fumar, no es tan necesario lavar la ropa cada vez que se está en contacto con el humo del tabaco, lo mismo sucede con el cabello. Dejar de fumar también beneficia a las personas que padecen migrañas (dolores fuertes de cabeza), ya que estos dolores, se agravan con el olor tan fuerte del tabaco, provocando dolores que pueden durar días.

ger
El humo del tabaco tiñe la ropa y el cabello. (Fuente: Kelly Sikkema: tAQJbtgHqHQ/ unsplash)

Beneficio económico

Teniendo en cuenta que una cajetilla de tabaco tiene un precio de 5 €, una persona que fuma una cajetilla diaria se gasta 1820 € al año. El dinero invertido en fumar, siendo altamente perjudicial, se puede invertir en otras actividades más sanas y beneficiosas como un viaje, estudios o algo material que se necesite (7).

Dejar de fumar beneficia económicamente a la sociedad, ya que el gasto sanitario en curar las enfermedades que el tabaco produce se ve reducido. Las enfermedades que se asocian al tabaco se cubren con el 15% del gasto sanitario anual. Cantidad que podría invertirse en otros casos no relacionados con el tabaco.

Beneficios de personas de tu alrededor

No solo las personas fumadoras perjudican su salud, sino que también lo sufren las de su alrededor. Se llaman fumadores pasivos. No afecta de la misma manera, pero sí es muy perjudicial para ellos. Por tanto, el dejar de fumar ayuda a que personas de nuestro alrededor tengan menos riesgo de sufrir enfermedades respiratorias como el asma (7).

Principalmente en niños, reduciendo además la posibilidad de que estos o adolescentes comiencen a fumar en edades tempranas.

chica fumando
Fumando perjudicamos a las personas de nuestro alrededor. (Fuente: George Gvasalia: XtTIf50nd5Q/ unsplash)

Para practicar deporte y disfrutar de ello sin ahogarte

Cuando se deja de fumar, la capacidad pulmonar aumenta y, por tanto, el oxígeno llega mejor a los pulmones. Cuando hacemos deporte, el ritmo cardíaco se eleva y, con ello, el ritmo de la respiración (7, 10).

Al dejar de fumar, con el paso de las semanas y meses, la sensación de ahogo se elimina. Esto permite unas respiraciones más profundas y una recuperación más rápida y eficiente. Además, se disfrutará más de practicar deporte y el músculo se agotará menos.

Evita la dependencia y adicción

Además de las sustancias químicas que llevan los cigarrillos, la sustancia principal que contienen es la nicotina. Es el componente que genera la adicción y la dependencia. Dejar de fumar ayuda al cerebro a romper con el ciclo de la adicción (2).

Es en los receptores del cerebro donde afecta la nicotina. Por tanto, cuando se deja de fumar, dichos receptores vuelven a los niveles normales pasado un mes tras dejarlo.

Mejora la salud del cabello

Cuando fumamos, el cabello sufre una fuerte caída. Ya que el riego sanguíneo no favorece la oxigenación y no llegan los nutrientes necesarios para el buen mantenimiento y crecimiento del mismo. Además de resecar la cutícula, la fibra capilar se vuelve más débil y quebradiza. Cuando se deja de fumar, el pelo recupera su brillo, suavidad y vitalidad gracias a los nutrientes que llegan a la raíz (7).

Para quienes tienen barba, el dejar de fumar será beneficioso porque las proteínas pueden llegar de manera directa al cabello para que fortalezcan la fibra capilar. También, el fumar puede amarillear tu tono capilar debido a las sustancias tóxicas del tabaco, de manera que, si dejas el hábito, tu pelo volverá a su color natural.

hombre fumando
El humo del tabaco reseca el cabello. (Fuente: Andy Art: Wtb8C2zghBo/ unsplash)

Mejora la salud dental y retracción de encías

Uno de los factores que mejora al dejar de fumar es el color amarillo de los dientes, causado por la nicotina. Quienes dejan de fumar reducen el riesgo de sufrir gingivitis (inflamación de las encías) o sangrado de encías. Además, son menos propensos a sufrir caries (7, 10).

Cuando se deja de fumar, la cantidad de saliva aumenta, mejorando la masticación y el aliento, además de proteger la placa bacteriana. Más aún, la retracción de las encías y de materia ósea es más lenta en personas que no fuman. Haciendo que su dentadura dure más. El cáncer oral se ve reducido en personas que no fuman.

Mejora el olfato y el gusto

Una persona que deja de fumar está evitando que decenas de sustancias tóxicas adictivas cubran las papilas gustativas que se encuentran en la base de la lengua. Estas sustancias provocan lesiones en el sentido del gusto y evitan que se saboreen los alimentos (7).

También, el olfato se altera debido al humo que inhalamos. La pituitaria, que es la glándula que nos deja percibir los olores, pierde sensibilidad. Pasados unas semanas de dejar de fumar, estos sentidos vuelven como eran anteriormente.

comiendo
Alas pocas semanas de dejar de fumar vuelven los sabores y olores normales a nuestro cuerpo. (Fuente: Ali Inay: y3aP9oo9Pjc/ unsplash)

Mejora la cicatrización

Dejar de fumar favorece a la mejora de la cicatrización de heridas, gracias a que el flujo sanguíneo transporta más oxígeno a las células. Esto provoca que la piel y heridas contengan más nutrientes y minerales, para regenerarse y tardar menos en cicatrizar (7).

La piel cicatriza antes y mejor. Además, frena los efectos del proceso de envejecimiento, como las arrugas y líneas de expresión faciales.

Menor posibilidad de tener diabetes

Las personas que dejan de fumar tienen menos riesgo de padecer diabetes tipo 2. La misma es una enfermedad donde el páncreas no segrega suficiente insulina para controlar el azúcar en el cuerpo.

La dosificación de la insulina se ve favorecida en personas que no fuman y, si ya la padecen, dejar el hábito ayudará a controlar los niveles de azúcar en sangre (8).

vacuna
Dejar de fumar ayuda a controlar los niveles de insulina en sangre. (Fuentes: Sam Moqadam: 2rrsfMN4hn8/ unsplash.com)

Mejora del sistema inmunitario

En el momento que se deja de fumar, el sistema inmunitario deja de percibir nicotina y sustancias como el alquitrán, lo cual mejorará las defensas de los órganos, gracias a los nutrientes y vitaminas. Por tanto, se dejará de estar tan expuesto a enfermedades como neumonías, infecciones y resfriados (7).

Mejora la musculatura y fortalecimiento de huesos

Dejar de fumar ayuda a que el oxígeno y nutrientes lleguen mejor a los músculos, haciendo que sean más físicamente sanos y fuertes. Al ser zonas del cuerpo más sanas y desarrolladas, esto hace que pesen más, pero no por aumento de grasa. En la mitad de los casos, este aumento de peso se debe al aumento de una musculatura sana (7).

Al dejar de fumar, evitamos que la nicotina altere el metabolismo de los huesos, atenuando la disminución en la densidad de minerales de los mismos. Por tanto, hay menos riesgo de fracturas y fisuras. En caso de roturas, la recuperación y rehabilitación es más corta y eficaz. Cuando se deja de fumar, se evitan enfermedades como la osteoporosis (cuando el cuerpo no regenera a la misma velocidad el hueso de lo que se rompe) (7).

entrenando
Dejar de fumar permite que la musculatura crezca sana y fuerte. (Fuentes: GMB Fitness: NYCVycvTbek/ unsplash)

Salud para la piel

El consumo de nicotina en la piel, la misma tiene efectos que no son tan complicados de solucionar una vez que se deja de fumar. Además, es uno de los síntomas que primero se ven. El tabaco provoca que los vasos sanguíneos se contraigan, por lo que la piel se ve más oscura y opaca. El humo del tabaco propicia a que se obstruyan los poros y se impregne la piel de partículas (7).

Por tanto, dejar de fumar hará que la piel se note más luminosa e hidratada, con menos puntos negros. Todo eso sucede porque el flujo sanguíneo mejora, haciendo que los glóbulos rojos lleven más oxígeno y nutrientes a las células (3), favoreciendo el color rosado y natural. Además, si evitamos estas partículas, la piel recuperará su flexibilidad gracias al colágeno y elastina (componentes naturales de la piel).

Menor posibilidad de sufrir coágulos

Cuando se deja de fumar, la circulación sanguínea mejora, haciendo que el oxígeno circule más favorablemente y evitando el riesgo de creación de coágulos y trombos. Se facilita el movimiento de la sangre en el torrente sanguíneo (8).

Para quienes tienen varices, se reduce el riesgo de trombos en las piernas y trombosis en arterias y venas (7).

sangre
Dejar de fumar reduce el riesgo de sufrir coágulos. (Fuentes: Hush Naidoo: Zp7ebyti3MU/ unsplash)

Mejora de la fertilidad, las relaciones sexuales y se reducen los abortos

Los hombres que dejan de fumar, reducen el riesgo de sufrir infertilidad e impotencia, ya que el ADN y la cantidad de los espermatozoides no se ve modificado por los componentes tóxicos del tabaco. Dejando de fumar, se reduce el riesgo de sufrir disfunción eréctil e impotencia en las relaciones sexuales, ya que mejora la circulación (7, 10).

Cuando una mujer deja de fumar, los niveles de estrógeno en la sangre bajan, volviendo a la normalidad y favoreciendo la fertilidad. Evitando el riesgo de sufrir abortos espontáneos, embarazos ectópicos y menopausia temprana. Las mujeres que están infectadas por el VPH (Virus del papiloma humano) tienen 27 veces más probabilidades de padecer cáncer de cuello de útero o cervical que las mujeres que no fuman (7, 10).

Reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca

Quienes dejan de fumar verán su presión arterial reducida, al igual que el ritmo cardíaco, provocando mejor circulación y sensación de relajación. La tensión arterial se reduce, es decir, la presión de las arterias hace que la sangre fluya mejor (7, 8, 10).

La pesadez en piernas y brazos se elimina, reduciendo el riesgo de padecer taquicardias y diferentes tipos de infartos.

corazon
Dejar de fumar reduce el riesgo de sufrir infartos. (Fuentes: Robina Weermeijer: z8_-Fmfz06c/ unsplash)

Mejora la salud del cerebro y la memoria

Para el cerebro, dejar de fumar retrasa el envejecimiento de las neuronas y frena el deterioro de la corteza cerebral. Para recuperar el daño provocado por fumar en dicha corteza, se necesitan 25 años (7, 10).

El doctor Tom Hefferman llevó a cabo un estudio que demostró que dejar de fumar mejora la memoria. Explicaba que, el humo que entra en el cuerpo, no permite que los órganos y el cerebro se oxigenen correctamente (4). Los resultados mostraron que el 59% de las personas que fumaban no recordaba ciertas actividades y que el 81% sí. Por tanto, dejar de fumar hace que la memoria mejore a corto plazo, favoreciendo el oxígeno en todo el cuerpo.

Se reducen los riesgos cardíacos

Fumar pone en riesgo nuestra salud, y no solo por la posibilidad de padecer cáncer, sino también afectando el funcionamiento del sistema cardiovascular (5). Cuando dejamos de fumar, uno de los primeros indicativos positivos para el corazón es que la tensión arterial disminuye, reduciéndose la posibilidad de sufrir arritmias. Dejar de fumar reduce el riesgo de sufrir un infarto a las 24 horas (7, 8, 10).

Al reducirse la presión sanguínea, el corazón no tiene que bombear tan intensamente la sangre, por lo que se reduce la posibilidad de sufrir infarto agudo de miocardio.

humo
Cuando fumamos el humo impregna nuestros pulmones. (Fuente: Pascal Meier: 1uVCTVSn-2o/ unsplash)

Detiene el daño pulmonar y mejoran las alergias

Cuando fumamos, todas las sustancias químicas se pegan a las paredes de nuestros pulmones. Dichas paredes se cubren de una capa espesa formada principalmente de alquitrán. Por tanto, en el momento que dejamos de llenar los pulmones de estas sustancias, permitimos que la capacidad pulmonar mejore. El epitelio que recubre los pulmones se regenera (7, 8, 10).

Pese a que las cicatrices pulmonares causadas no son reversibles, sí desaparece la sensación de ahogamiento y falta de aire con el paso del tiempo. Para las personas que padecen alergias estacionales, dejar de fumar les cambia la vida positivamente, ya que el oxígeno llega mejor a los bronquios. La tos con flemas va desapareciendo, siendo una tos más seca y con menos molestias.

Nuestra conclusión

Dejar de fumar es una decisión importante, ya que está en juego nuestra salud. Tanto a corto como a largo plazo, los beneficios son muchos y, acortar o alargar nuestra vida, depende en gran medida de esta decisión. Los órganos más importantes, y otros más secundarios, se ven altamente afectados, impidiendo llevar adelante nuestra vida diaria.

Por tanto, las personas que dejan de fumar, aparte de mejorar físicamente de aspecto, recuperan parte de la salud interior, pudiendo volver a llevar a cabo actividades como el deporte, muy recomendable para la salud. Dejar el tabaco es una decisión que te cambiará la vida.

Si has dejado de fumar o estás pensando en hacerlo, ¡puedes compartir tu opinión en un comentario y contarnos tus mejoras de salud!

(Fuente de la imagen destacada: Riccardo Fissore: zJeLWKkDLJU/ unsplash.com)

Referencias (10)

1. de Granda-Orive JI, Jiménez-Ruiz CA, Solano-Reina S. Posicionamiento de la Organización Mundial de la Salud. Impacto del tabaco en el medio ambiente: cultivo, curado, manufactura, transporte y tabaquismo de tercera y cuarta mano [Internet]. . Sociedad española de neumología y cirugía torácica; 2017 [cited 2021Abr].
Source

2. Becoña E, editor. Monografía Tabaco [Internet]. . Monografía Tabaco, Adicciones; 2004 [cited 2021Abr].
Source

3. Rampoldi DR, Querejeta DM, Larreborges DA. Efectos del tabaco sobre la piel [Internet]. . COLUMNA RIOPLATENSE; 2005 [cited 2020Apr]. Available from: http://www.atdermae.com/pdfs/atd_28_01_03.pdf
Source

4. Heffernan TM. Exposure to second‐hand smoke damages everyday prospective memory [Internet]. . Society for the study of addiction; 2012 [cited 2021Abr].
Source

5. Velázquez Monroy Ó, Barinagarrementería Aldatz FS, Rubio Guerra AF, Verdejo J, Méndez Bello MÁ, Violante R, et al. Morbilidad y mortalidad de la enfermedad isquémica del corazón y cerebrovascular en México [Internet]. https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=11768. Archivos Cardiología Mexico; 2007 [cited 2020Abr].
Source

6. Zinser-Sierra JW. Tabaquismo y cáncer de pulmón [Internet]. https://www.scielosp.org/article/spm/2019.v61n3/303-307/es/. Salud pública de Mexico; 2019 [cited 2021Abr].
Source

7. Guía para que las personas dejen de fumar [Internet]. Organización Panamericana de la Salud. OPS; 2020 [2021].
Source

8. Cómo hablar con sus pacientes de tabaquismo [Internet]. CDC. Centers for Disease Control and Prevention; 2010 [2021].
Source

9. Beneficios que ofrece dejar de fumar [Internet]. American Cancer Society. American Cancer Society; 2018 [2021].
Source

10. Sandoval Gil Y. ABECÉ - Beneficios por dejar el consumo de tabaco [Internet]. Ministerio de Salud de Colombia. Gobierno de Colombia; 2018 [2021].
Source

Articulo científico
de Granda-Orive JI, Jiménez-Ruiz CA, Solano-Reina S. Posicionamiento de la Organización Mundial de la Salud. Impacto del tabaco en el medio ambiente: cultivo, curado, manufactura, transporte y tabaquismo de tercera y cuarta mano [Internet]. . Sociedad española de neumología y cirugía torácica; 2017 [cited 2021Abr].
Go to source
Artículo monográfico
Becoña E, editor. Monografía Tabaco [Internet]. . Monografía Tabaco, Adicciones; 2004 [cited 2021Abr].
Go to source
Articulo científico
Rampoldi DR, Querejeta DM, Larreborges DA. Efectos del tabaco sobre la piel [Internet]. . COLUMNA RIOPLATENSE; 2005 [cited 2020Apr]. Available from: http://www.atdermae.com/pdfs/atd_28_01_03.pdf
Go to source
Estudio científico
Heffernan TM. Exposure to second‐hand smoke damages everyday prospective memory [Internet]. . Society for the study of addiction; 2012 [cited 2021Abr].
Go to source
Estudio científico
Velázquez Monroy Ó, Barinagarrementería Aldatz FS, Rubio Guerra AF, Verdejo J, Méndez Bello MÁ, Violante R, et al. Morbilidad y mortalidad de la enfermedad isquémica del corazón y cerebrovascular en México [Internet]. https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=11768. Archivos Cardiología Mexico; 2007 [cited 2020Abr].
Go to source
Ensayo
Zinser-Sierra JW. Tabaquismo y cáncer de pulmón [Internet]. https://www.scielosp.org/article/spm/2019.v61n3/303-307/es/. Salud pública de Mexico; 2019 [cited 2021Abr].
Go to source
Documento oficial
Guía para que las personas dejen de fumar [Internet]. Organización Panamericana de la Salud. OPS; 2020 [2021].
Go to source
Documento oficial
Cómo hablar con sus pacientes de tabaquismo [Internet]. CDC. Centers for Disease Control and Prevention; 2010 [2021].
Go to source
Documento oficial
Beneficios que ofrece dejar de fumar [Internet]. American Cancer Society. American Cancer Society; 2018 [2021].
Go to source
Documento oficial
Sandoval Gil Y. ABECÉ - Beneficios por dejar el consumo de tabaco [Internet]. Ministerio de Salud de Colombia. Gobierno de Colombia; 2018 [2021].
Go to source