¿Cuáles son los beneficios de los arándanos?

Los arándanos se han convertido en la fruta del siglo XXI gracias a la diversidad de beneficios y propiedades que ofrece esta baya. No es de extrañar, ya que es un manjar ideal para integrar en tus recetas, sobre todo en las de repostería. Además, es una fruta rica en polifenoles que la convierte en un alimento beneficioso para la salud.

Así pues, tanto el cultivo como el consumo de esta baya ha incrementado y también lo ha hecho su popularidad gracias a sus propiedades nutritivas y de salud. De hecho, la industria farmacéutica ha optado por utilizarlos como un componente más en los antibióticos, ya que permiten combatir enfermedades como la diabetes o síntomas como la hinchazón.

Puntos clave

  • Los arándanos son la fruta del siglo XXI por ser una rica fuente de antioxidantes y antiinflamatorios capaces de mejorar la salud.
  • Los componentes presentes en esta baya permiten reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y neurológicas, así como infecciones urinarias y digestivas. También favorecen la circulación y mejoran tanto el estado de la piel como del cabello.
  • Son muy versátiles a la hora de cocinar, por lo que se pueden introducir tanto en bebidas como en postres e incluso en recetas saladas.

Las 5 funciones de los arándanos que no vas a querer olvidar

Los arándanos son una rica fuente de beneficios para la salud, por lo que hemos querido recopilar las 5 funciones más importantes en las que esta baya puede mejorar tu calidad de vida. ¡Toma nota!

Los arándanos azules son ricos en antioxidantes. De hecho, la industria farmacéutica ha optado por utilizarlos como un componente más en los antibióticos, ya que permiten combatir enfermedades como la diabetes o síntomas como la hinchazón. (Fuente: Savchenko: 45892179/ 123rf.com)

Previenen el declive cognitivo

Una gran variedad de estudios apuntan a que el consumo habitual de arándanos ayuda a prevenir el declive del cerebro y, por tanto, ralentiza enfermedades como el Alzheimer o el Párkinson. Los compuestos fitoquímicos presentes en verduras y frutas de colores, incluido los arándanos, muestran importantes actividades antiinflamatorias y antioxidantes. Estas, junto con los compuestos polifenólicos también presentes en estos alimentos, permiten alterar el entorno neuronal.

Este alimento tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorios con importantes beneficios para el cerebro.

Con esto se reduce tanto la neuroinflamación como el estrés oxidativo, mejorando las conductas cognitivas y motoras (1). Por tanto, es importante incluir este fruto en tu dieta habitual no solo para prevenir el declive cognitivo, sino también para estimular y favorecer un mejor funcionamiento del cerebro, ralentizando la pronta aparición de enfermedades neurológicas.

Protegen tu corazón

Los arándanos no solo cuentan con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, sino que también tienen efectos antihipertensivos, antiobesidad, antihiperlipidémicos y antidiabéticos. Estas características, según varios estudios, pueden actuar como mecanismos cardioprotectores. Por lo tanto, una dieta equilibrada en la que se incluya una suplementación de arándanos mejora las características de síndromes como la hipertensión o la dislipidemia (2).

Además, una investigación realizada por la revista de nutrición clínica The American Journal of Clinical Nutrition concluye que un alto consumo en antocianinas favorece la reducción del riesgo de infarto agudo de miocardio en mujeres. Por lo tanto, aquellas personas que consumen arándanos tres veces o más a la semana, tienen un menor riesgo de sufrirlo en comparación a quienes los ingieran de forma ocasional.

Los arándanos no solo cuentan con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, sino que también tienen efectos antihipertensivos, antiobesidad, antihiperlipidémicos y antidiabéticos. (Fuente: karpovich: 4873576/ Pexels.com)

Reducen el riesgo de infecciones urinarias y digestivas

En cuanto a las infecciones, algunos estudios científicos realizados han demostrado que los arándanos, concretamente los rojos, son eficaces en el tratamiento y prevención de infecciones urinarias y digestivas. Debido a los ácidos orgánicos y los flavonoides que tiene esta baya, la acidez de la orina incrementa y las paredes venosas se desinflaman. Evita así la proliferación de las bacterias y que los microorganismos se multipliquen.

Por tanto, gracias a esta inhibición de la adherencia bacteriana, los arándanos actúan como tratamiento adyuvante en este tipo de infecciones urinarias (3). En las infecciones digestivas, los componentes de dicha fruta se encargan de combatir los virus causantes de estas afecciones e impiden que bacterias como Helicobacter pylori se adhieran al estómago causando graves enfermedades.

Favorecen a la circulación

Debido a los compuestos de los arándanos azules, es posible que se dé una acción vasoprotectora-capilarotropa. Esto permite una mejor circulación venosa. Por tanto, reduce los síntomas de procesos relacionados con venopatías como las varices, los edemas o la pesadez de piernas, todas asociadas a la mala circulación.

Algunos síntomas que puedes notar si sufres de mala circulación son los siguientes:

Piel Piernas Piel
Fría, seca o escamosa Comezón Hinchazón
Palidez o coloración azulada en las zonas con mala circulación Calambres Grietas en los talones
Varices Hormigueo, pinchazos o adormecimiento y ausencia de vello

Así pues, una vez conocida la sintomatología de la mala circulación, se debe tener en cuenta la importancia de incluir alimentos como los arándanos, que ayuden a reducir estos riesgos. Una inclusión de este alimento en tu dieta puede favorecer a la mejora de la circulación.

Mejoran el estado de la piel y el cabello

Las vitaminas A, B y C y el alto contenido en fibra y antioxidantes de los arándanos son una importante fuente de propiedades que ofrecen un aspecto reluciente tanto a tu piel como a tu cabello. Los antioxidantes de esta baya ayudan a inhibir la oxidación de determinadas moléculas, protegiendo el colágeno. De esta forma, luchan contra el envejecimiento de la piel. Además, gracias a la vitamina A, el consumo de arándanos ayuda a regular el exceso de grasa de la piel, aportando un aspecto más a esta.

Con los proanthocyanidinas de esta fruta se consigue estimular el crecimiento de tu cabello, mientras que los aceites esenciales que contienen protegen el brillo y el color de este. Estas características se mejoran debido a la mejora de la circulación de la sangre y de la oxigenación, ralentizando también el envejecimiento del pelo y la pérdida de este.

Los arándanos ayudan a mejorar la salud de tu piel y cabello gracias a las vitaminas y fibras que contienen.

Aparte de sus beneficios indiscutibles para reducir el riesgo de enfermedades neurológicas y cardiovasculares, son una rica fuente de propiedades necesarias para ralentizar el envejecimiento tanto de la piel como del cabello. Ofreciendo un aspecto más jugoso de la piel y aportando elasticidad a esta gracias a la estimulación y producción del colágeno por el consumo de los arándanos.

¿Cómo introducirlos en la alimentación?

Gracias a la versatilidad en la combinación de dulce y ácido en los arándanos, es realmente fácil preparar una infinidad de recetas en la que integrar esta baya. Hemos querido poner a tu disposición algunas de las ideas más deliciosas que conocemos para que disfrutes de los arándanos y de sus propiedades en todas sus formas.

Las bayas son muy versátiles a la hora de cocinar, por lo que se pueden introducir tanto en bebidas como en postres e incluso en recetas saladas. (Fuente: Solodsha: 7663015/ Pexels.com)

Prepara zumos y batidos

Cuando tenemos poco tiempo, muchas veces es complicado pararse a preparar una receta muy elaborada en la que invertir más tiempo del que tenemos para picar entre horas. Esto hace que beber zumos o batidos sea una excelente idea para consumir esas vitaminas y antioxidantes necesarios en tu día a día.

Combinar los arándanos con fresas u optar por un mayor contraste con frutas como la piña, el mango o la manzana, hace que estas bebidas tengan un resultado mucho más especial. Uno de nuestros trucos infalibles es añadir, en algunos casos, un punto de sal que destaque ese dulzor propio de las frutas más ácidas. Aunque si eres de aquellas personas a las que les gusta arriesgar, puedes combinarlo con vegetales como la zanahoria o las espinacas.

Haz postres con ellos

En el caso de la repostería, puedes lanzarte a hacer pasteles, mermeladas o las clásicas tartaletas con crema en el que puedes incluir un almíbar o gelatina junto con arándanos de cualquier tipo. Esto aporta frescura y delicadeza a un postre que no empalaga, pero satisface esas ganas de dulce.

No obstante, también puedes optar por recetas más elaboradas como son los helados, ideales para cualquier momento del año, pero sobre todo para esos días calurosos de verano. Para ello, se debe seguir un proceso que consta de diferentes etapas:

  • Primero, se debe pesar la materia prima, en este caso los arándanos, y comprobar que no superen los 5-10 gramos para obtener un resultado perfecto.
  • A continuación, se deberán mezclar los ingredientes en el pasteurizador. El orden de integración dependerá de la temperatura y solubilidad de estos.
  • Después, se pasteuriza para acabar con los microorganismos peligrosos para el consumo, se homogeneiza y se madura la mezcla en un ambiente entre los 2 y 5 grados centígrados.
  • Una vez completados estos pasos, se mantiene a una temperatura de -35º para conseguir la textura sólida y cremosa del helado.
  • Tras los 8 a 12 minutos de espera, se puede sacar y ya estaría listo para su consumo (4).

Intégralos en tus platos salados

Aunque esta combinación de arándanos con recetas saladas no es la más común, existen una serie de platos que te dejarán con ganas de más. Una de las opciones que te proponemos es añadir esta baya a tus cremas de calabaza o zanahoria. Estas ofrecen un toque diferente al sabor, sobre todo si son los arándanos rojos. También son un buen ingrediente en estofados de seitán o en ensaladas de hojas tiernas y frutos secos. Aportan una combinación entre dulce y salado muy interesante.

Así pues, este es el momento ideal para que experimentes en la cocina y des rienda suelta a tu imaginación, usando los arándanos en los platos salados que más te gusten. De esta forma, no solo disfrutas de tus platos favoritos, sino que le aportas ese extra con los beneficios y propiedades de estas bayas.

Nuestra conclusión

Los beneficios que los arándanos aportan tanto a nuestra salud como a nuestra alimentación son increíbles. Gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, así como la cantidad de vitaminas y fibras que contienen, ayudan a reducir el riesgo de enfermedades y a mejorar la salud de tu piel y cabello.

Además, no son solo fundamentales para mejorar tu calidad de vida, sino que también son muy versátiles a la hora de dar rienda suelta a tu imaginación en la cocina. Son perfectos para combinar con cualquier tipo de recetas, desde zumos y postres hasta tus recetas saladas favoritas. Ahora que ya sabes cuáles son los beneficios de los arándanos, ¡ya no tienes excusa para integrarlos en tu rutina diaria!

(Fuente de la imagen destacada: Lacy: 2539170/ Pexels.com)

Referencias (4)

1. Shukitt-Hale B. Blueberries and Neuronal Aging [Internet]. Karger. Gerontology; 2012; 58:518–523 [2021].
Source

2. Mei Du, A., Leyva, M., Sanchez, K., Betts, N., Wu, M., Aston, C., Lyons, T. Blueberries Decrease Cardiovascular Risk Factors in Obese Men and Women with Metabolic Syndrome [Internet]. The Journal of Nutrition. The Journal of Nutrition; 2010 [2021].
Source

3. Uroz, R., Ascención, N., Fernández, G., Javier, F., Giménez, A. El arándano rojo en la prevención de la infección urinaria [Internet]. Complejo Hospitalaria Torrecárdenas; 2014 [2021].
Source

4. Alvares, J., Gibaja, R., Espinal, K., Espinoza, I., Monteza, E. Diseño de proceso de producción para la elaboración de helado a base de arándano [Internet]. Programa de Ingeniería Industrial y de Sistemas; 2020 [2021].
Source

Artículo de revista académica
Shukitt-Hale B. Blueberries and Neuronal Aging [Internet]. Karger. Gerontology; 2012; 58:518–523 [2021].
Go to source
Artículo de revista académica
Mei Du, A., Leyva, M., Sanchez, K., Betts, N., Wu, M., Aston, C., Lyons, T. Blueberries Decrease Cardiovascular Risk Factors in Obese Men and Women with Metabolic Syndrome [Internet]. The Journal of Nutrition. The Journal of Nutrition; 2010 [2021].
Go to source
Artículo de revista académica
Uroz, R., Ascención, N., Fernández, G., Javier, F., Giménez, A. El arándano rojo en la prevención de la infección urinaria [Internet]. Complejo Hospitalaria Torrecárdenas; 2014 [2021].
Go to source
Informe de final de proyecto
Alvares, J., Gibaja, R., Espinal, K., Espinoza, I., Monteza, E. Diseño de proceso de producción para la elaboración de helado a base de arándano [Internet]. Programa de Ingeniería Industrial y de Sistemas; 2020 [2021].
Go to source