Balance hídrico: Qué es, tipos, síntomas, control y más

chica tomando agua

¿Has oído hablar alguna vez del balance hídrico? Puedes ser que nunca lo hayas oído, que desconozcas de lo que se trata o simplemente consideres que no es necesario para tu día a día. Sin embargo, tenemos algo que decirte: el balance hídrico es un factor muy importante para el mantenimiento de una vida sana y saludable.

Ahora te preguntarás, ¿por qué es importante? Muy sencillo: el cuerpo humano está compuesto en gran medida por agua. El balance hídrico trata de generar un equilibrio natural entre la ingesta de líquidos y la excreción de los mismos (1). Resulta muy interesante que conozcas qué es el balance hídrico. También que sepas cuáles son los síntomas que aparecen cuando se produce un desequilibrio. Por ello, en este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el balance hídrico. ¡Toma nota!

Puntos clave

  • Llevar una vida saludable y equilibrada favorecerá al desarrollo correcto del sistema inmunitario. Asimismo, se debe tener especial interés en el control y mantenimiento del equilibrio hídrico. ¿Cómo? Observando los cambios que se producen en tu cuerpo y llevando una hidratación correcta.
  • Los sectores de la población más indefensos, como los niños o la tercera edad, son especialmente vulnerables a sufrir desequilibrios hídricos. Es debido a que la ingesta de líquidos suele ser inferior a las pérdidas. Por ello, se debe tener especial precaución.
  • Es muy importante mantenerse hidratado a lo largo de todo el día, ya que se producen pérdidas de líquido de forma continua e inapreciable. Para ello, debes consumir líquidos y alimentos ricos en agua, como la fruta.

Todo lo que debes saber sobre el balance hídrico

Cuando hablamos de vida equilibrada, solemos focalizarnos en la idea de una buena alimentación. Buscamos que nuestra dieta tenga todo tipo de alimentos, para no sufrir ningún déficit de algún nutriente, No obstante, tendemos a olvidarnos de la parte más importante: la hidratación.

El agua compone más del 60% del cuerpo de un adulto (2). Por ello, resulta esencial para el desarrollo de la vida. Sabemos que puede ser un tema demasiado complicado, pero es mucho más interesante de lo que parece. A continuación, te damos respuesta a las dudas más comunes en relación con el balance hídrico natural de tu cuerpo. ¡Mantente atento!

Ahorra un 12% en tu primer pedido con SUNDT

SUNDT ofrece suplementos nutricionales de alta calidad. Nuestra gama se centra en vitaminas y minerales liposomales.

A N O R D I C O I L C O M P A N Y
chica hidratandose frente rio
Si sufrimos un desequilibrio hídrico negativo disminuye nuestra capacidad intelectual. Además, aumenta el esfuerzo cardiovascular que debe realizar nuestro organismo. (Fuente: Cottonbro: 62693200/pexels.com)

¿Qué es el balance hídrico?

Se conoce como balance hídrico al equilibrio que realiza el cuerpo humano entre los líquidos que adquiere y los que pierde de forma natural. Es decir, es el resultado obtenido entre las ingestas de bebidas menos los desechos que pierde el cuerpo (1).

En condiciones normales, el organismo aporta al cuerpo una media de 2300-2600 ml cada 24 horas (4).

¿Cómo se introducen al cuerpo estos líquidos?

De tres formas diferentes:

  • Con el consumo directo de líquidos, tales como el agua, zumos naturales, refrescos y otras bebidas.
  • Mediante la ingesta de alimentos ricos en líquidos, como la pera, el pepino, la lechuga, la sandía, el melón, entre otros.
  • A través de las cantidades producidas por el propio cuerpo. El cuerpo humano suele producir al día alrededor de 350-600 ml de líquido (5).

Y, ¿De qué manera se pierde líquido? 

Oferta de bienvenida

Sólo para nuevos clientes, ofrecemos el siguiente código para un 12% de descuento en tu primer pedido.
* Válido para todos los productos de Nordic Oil

Aceite de CBD 15%
Entrega rápida
Hecho por la naturaleza
Pago seguro

La salida de los líquidos del cuerpo, tanto los sólidos como los líquidos, se produce por 5 vías:

  1. A través de vía oral. Por ejemplo, mediante la salivación
  2. A través de la piel, con el sudor
  3. Por vía respiratoria
  4. Mediante la orina
  5. Por medio de las heces

Las pérdidas producidas a través del sudor o la respiración se denominan pérdidas insensibles. Es debido a que el sujeto no es consciente de que están ocurriendo.

haciendo jugo de naranja
Según el último estudio de Journal of Nutrition and Health Sciences, beber zumo de naranja 100% contribuye a la hidratación, ayudando a la rehidratación y recuperación tras el ejercicio. (Fuente: Bolobtsova, E: 7113616/pexels.com)

¿Qué es el balance hídrico positivo?

Por lo general, las personas solemos mantener la ingesta de líquidos equitativa a la eliminación de los mismos. Por ello, se establece un balance hídrico equilibrado neutro o normal. Sin embargo, no siempre es así.

El organismo puede sufrir diferentes alteraciones que hagan que este equilibrio varíe. Es el caso del balance hídrico positivo. En esta situación, se introduce en el cuerpo un mayor grado de líquidos frente a los que pierden.

¿Sabías que un lactante llega a tener hasta el 76% de agua en su peso corporal, mientras que los adultos un 60-70%? (2)

Si el resultado del balance hídrico de una persona resulta positivo, se considera que posee un exceso de volumen de líquidos en el cuerpo. Este desequilibrio puede ser causante de diferentes problemas para la salud, como la retención de líquidos o la hiperhidratación.

La hiperhidratación se da mucho más a menudo cuando los riñones sufren algún trastorno. ¿Qué puede causarla?

  • No eliminar la orina con normalidad. Es el caso de las nefropatías o los bebés prematuros, cuyos riñones aún no han madurado (3).
  • Retención de líquidos en exceso.
  • El aumento de ingesta de sodio, lo que origina una mayor retención de agua corporal. Esto se da, por ejemplo, al comer productos con mucha sal.
  • Aporte rápido y exagerado de grandes cantidades de líquido.

¿Qué es el balance hídrico negativo?

Cuando el resultado del balance hídrico del sujeto resulta negativo, significa que el ingreso diario de líquidos es inferior al nivel de eliminados. Este desequilibrio puede producir un déficit de volumen o deshidratación (6).

¿Qué puede estar causando este desequilibrio? La pérdida de tan solo un 10% del agua corporal supone un grave riesgo para la salud (10);

  • Pérdida excesiva de líquido por vómitos, diarreas o drenajes.
  • Disminución de la ingesta de líquidos por parte del sujeto.
  • Hemorragias.
  • Fiebre.
  • Consumo excesivo de productos diuréticos.
hombre mayor hidratandose
La cantidad de líquido recomendada por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (AESAN) es de entre dos y tres litros al día. (Fuente: Shvets,A: 5067694/pexels.com)

¿Cuáles son los síntomas de un desequilibrio en un balance hídrico?

Por lo general, cuando una persona sufre un desequilibrio hídrico, tanto positivo como negativo, suelen aparecer diferentes síntomas a los que deberíamos prestar especial atención. Así, podremos regularlo y no sufrir consecuencias aún mayores.

A continuación, te explicamos cuáles son los síntomas más frecuentes que suelen aparecer según el tipo de desequilibrio que se sufra.

Tipo Sintomatología Consecuencias Recomendaciones
Balance hídrico negativo (7) 1. Cansancio en exceso
2. Mareos
3. Sudores fríos
4. Sensación de calor, pero no se produce ninguna sudoración
Calambres musculares, náuseas, estreñimiento o desmayos Cuando estos síntomas se producen significa que el cuerpo ha eliminado un mayor porcentaje de líquidos, por lo que deberás ingerir líquidos en abundancia para recuperarte.
Balance hídrico positivo (8) 1. Calambres musculares y cansancio
2. Hinchazón o acumulación de líquidos en la zona inferior de las piernas
3. Insuficiencia cardiaca congestiva
4. Somnolencia
Puede acarrear problemas de funcionamiento de los riñones Para reponer los minerales perdidos con el exceso de agua es recomendable reducir el consumo de agua, restringir la ingesta de sal y el uso de fármacos.

Las personas con problemas de peso y enfermedades cardiovasculares pueden presentar más fácilmente desequilibrios del balance hídrico. Esto se debe a la difícil absorción que poseen las células grasas (9). Por ello, deben prestar especial atención a los desajustes que puedan sufrir.

¿Por qué es importante el balance hídrico?

El agua es uno de los factores más importante para el cuerpo humano, ya que permite realizar la mayoría de funciones vitales. Por lo tanto, la hidratación es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo.

Compone gran parte de la masa corporal, almacenándose en su mayoría en el músculo, 72% de su peso es agua (10).

Al ser el componente más abundante del organismo, es un factor esencial para la vida. El agua está implicada de forma directa en diferentes funciones del cuerpo como, por ejemplo, en:

  • La refrigeración
  • En el aporte de nutrientes a las células musculares
  • En la eliminación de sustancias de desecho (11)
  • En la lubricación de articulaciones
  • En la regulación de los electrolitos en la sangre

Por estos motivos es muy importante mantenerse bien hidratado, sosteniendo siempre un balance hídrico neutral. Al producirse alteraciones en el balance hídrico, gran parte del organismo sufre graves consecuencias

¿Sabías que podemos pasar varias semanas sin comer, pero tan solo unos pocos días sin beber?

¿Cuáles son las situaciones de riesgo del balance hídrico?

Las situaciones de riesgo a las que nos exponemos suelen afectarnos en mayor o menor medida, según las diferentes etapas de la vida. La temperatura, la humedad o el nivel de actividad física que se realice son factores de riesgo. Estos pueden afectar gravemente a la hidratación de las personas. Para enfrentarnos a estas situaciones de riesgo, debemos mantener mucha precaución en las épocas más calurosas, protegiendo a los grupos más vulnerables.

Es necesario puntualizar que estos factores no nos afectan igual a todas las personas. Hay grupos más vulnerables a sufrir algún problema de deshidratación. Es el caso de las personas mayores y niños.

La manera más eficaz de lidiar contra los riesgos es bebiendo agua y tomando diferentes alimentos ricos en líquidos. Asimismo, los expertos afirman que las bebidas con un buen sabor favorecen al consumo voluntario de líquido, favoreciendo una buena hidratación (12).

niño tomando agua
En las épocas de mayor calor, debemos mantener una especial atención en la hidratación de los niños. Son uno de los grupos más propensos a sufrir deshidrataciones. (Fuente: Faust,A: 3006095/pexels.com)

¿Qué son los electrolitos y qué relación tienen con el balance hídrico?

Los electrolitos son partículas que permiten regular el equilibrio de los líquidos en el organismo. Se encuentran en el plasma de la sangre y en el sudor. Es muy necesaria la existencia de los electrolitos. Si una persona no alberga los suficientes, puede sufrir diferentes síntomas de deficiencia. Por ejemplo, calambres, debilidad muscular o apatía.

Su existencia en el cuerpo humano es muy importante, porque ayudan a realizar multitud de funciones. Por ejemplo:

  • Equilibran la cantidad de agua en el cuerpo
  • Igualan el nivel de pH de su cuerpo
  • Ayudan a transportar nutrientes a sus células
  • Eliminan los desechos de sus células
  • Hacen funcionar nervios, músculos, corazón y cerebro de la manera adecuada

Pero, ¿por qué son tan importantes? Porque si se altera la cantidad de agua en el cuerpo, los niveles de electrolitos pueden estar demasiado elevados o demasiado bajos. Por ende, controlar el número de electrolitos en el cuerpo ayudará a determinar el estado del balance hídrico.

bebida hidratante
Los expertos en nutrición consideran que, junto al agua, los zumos de fruta son una fuente natural de hidratación que aporta nutrientes esenciales. Por ejemplo, vitaminas que ayudan a conseguir una dieta equilibrada. (Fuente: PhotoMIX: 102742/pexels.com)

Control del balance hídrico

El agua es un factor fundamental para el desarrollo de la vida, siendo el principal componente de nuestro organismo. Ningún otro nutriente es tan necesario en cantidades tan elevadas. Por lo tanto, resulta necesario mantener el balance hídrico en valores nulos o neutros. De esta manera, garantizamos una vida completamente saludable.

Para que te resulte mucho más sencillo, hemos creado este apartado. En él, podrás conocer las pautas para llevar una adecuada hidratación. Además, podrás encontrar recomendaciones que te ayudarán en el control de los grupos de población con mayor riesgo de sufrir desequilibrios.

chica tomando agua
Una correcta hidratación conserva en condiciones la temperatura corporal, alejándonos de los golpes de calor. (Fuente: RF.studio: 38886066/pexels.com)

Recomendaciones generales para el control del balance hídrico

Para mantener el balance hídrico equilibrado, hay una serie de criterios importantes. Estos te ayudarán a prevenir la aparición de síntomas relacionados con la deshidratación (13).

  1. Es recomendable consumir entre 2-2,5 litros de agua al día. Si se realiza alguna actividad física, es recomendable aumentar esta cantidad.
  2. En situaciones de especial calor, humedad, fiebres, vómitos o diarreas, se debe aumentar la precaución. Estas situaciones favorecen la deshidratación.
  3. Conoce los posibles síntomas de desequilibrio para poder reconocerlos con mayor facilidad.
  4. Consumir otras bebidas con sabores, aparte del agua, garantiza una adecuada hidratación.
  5. Debes hidratarte antes, durante y tras el ejercicio físico.
  6. Mantener una dieta variada y equilibrada ayuda a tener un buen nivel de hidratación.
  7. Tras una gran comida es necesario aumentar la ingesta de líquidos.
  8. Al realizar diferentes dietas, se debe consultar con su médico el tipo de hidratación a llevar.
  9. Es recomendable disminuir el consumo de bebidas alcohólicas. Es debido a que el alcohol está compuesto por diferentes propiedades diuréticas. Estas hacen aumentar las excreciones de orina, favoreciendo el riesgo de deshidratación (14).
  10. Si sufres alguna enfermedad y tomas algún medicamento diariamente, este puede afectar a tu estado de hidratación.

Durante las épocas de calor, es más probable sufrir un desajuste en el balance híbrido. Es debido a que las altas temperaturas y la humedad favorecen la deshidratación (15).

Balance hídrico en deportistas

Al realizar ejercicio físico, las pérdidas de agua y de sales minerales se disparan. Del mismo modo, estas pérdidas aumentan según las condiciones ambientales en las que te encuentres. Pero, ¿Qué factores afectan?

  • Factores ambientales: La temperatura, la humedad o el viento afectan a la pérdida de líquidos, ya que el esfuerzo es mayor.
  • Factor físico: El estado físico previo, como el nivel de entrenamiento o cansancio, también afectarán a las excreciones de líquidos.
  • Factor de intensidad: El tipo de ejercicio y la intensidad que se va a realizar determinan el grado de pérdida de líquidos que vamos a sufrir.

Por esto, resulta muy conveniente tomar líquidos antes, durante y después de realizar el ejercicio físico. Siempre y cuando no se haga en exceso. Nuestras recomendaciones:

  1. Antes de hacer deporte: Es importante estar bien hidratado, pero no consumir muchos líquidos antes de la actividad.
  2. Durante el ejercicio: Los expertos recomiendan consumir entre 150-300 ml cada 20 minutos, lo que garantiza una hidratación adecuada
  3. Después de realizar una actividad física: Es importante reponer los líquidos y sales perdidas. Por ello, es interesante consumir alimentos salados, como los frutos secos y bebidas isotónicas. Te aportarán el punto de azúcar necesario.

Balance hídrico en lactantes y niños

La población infantil se encuentra dentro de los grupos de alto riesgo. Es que poseen una mayor probabilidad a sufrir un desequilibrio en el balance hídrico. Por ello, es necesario incrementar el aporte de líquidos.

En situaciones de mayor riesgo, como en ambientes muy calurosos o enfermedades, es muy recomendable incrementar la ingesta de líquidos. También de comidas ricas en agua.

En la siguiente tabla, detallamos las recomendaciones según la EFSA (13) de ingesta de agua en niños y adolescentes:

Edad Litros Recomendación
0-6 meses 0,7 l/día Leche materna o leche de fórmula adaptada.
7-12 meses 0,8 a 1 l/día Leche materna, leche de fórmula y alimentos y bebidas complementarias.
1-2 años 1,1-1,2 l/día Agua
Alimentos y bebidas complementarias
2-3 años 1,3 l/día Agua
Alimentos y bebidas complementarias
4-8 años 1,6 l/día Agua
Alimentos y bebidas complementarias
9-13 años 2,1 l/día para niños y 1,9 l/día para niñas Agua
Alimentos y bebidas complementarias
A partir de 14 años 2,5 l/día para hombres y 2,0 l/día para mujeres Agua
Alimentos y bebidas complementarias

Balance hídrico en ancianos

A lo largo de la vida y según vamos envejeciendo, el contenido de agua en el cuerpo va disminuyendo. Por ello, es muy importante estar atento al mantenimiento de una correcta hidratación. También al control de la balanza hídrica de las personas más mayores.

¿Por qué? Ciertos factores, como los relacionados con enfermedades, pueden hacer que se aumenten las pérdidas de líquidos. Por ejemplo, con la incontinencia urinaria. ¿Cómo prevenimos un desequilibrio de la balanza hídrica?

  • Asegurando que se está consumiendo un grado de líquido adecuado.
  • Controlando los factores de riesgo que pueden afectar al desequilibrio de la balanza hídrica, como el calor o la fiebre.
  • Consumiendo agua regularmente, no exclusivamente cuando se tiene sed.
  • Acostumbrándose a consumir agua durante las comidas.
  • Aumentando el consumo de líquidos cada vez que tengan que consumir medicamentos.
chica tomando bebida hidratante
A diario perdemos líquidos con el sudor, la orina y las heces. (Fuente: The Lazy Artist: 1302925/pexels.com)

Fuentes de hidratación: control del balance hídrico

Del 100% del total de agua que ingerimos diariamente, aproximadamente el 30% proviene de alimentos como la fruta (11). La cantidad de agua que posee el cuerpo humano constituye, al mismo tiempo, gran parte de la masa corporal. Como hemos comentado con anterioridad, el balance hídrico se compone del resultado contenido entre los líquidos que introducimos al cuerpo menos con los que perdemos.

Este aporte de líquidos se hace principalmente desde tres fuentes:

  1. Con el consumo de bebidas
  2. Con el consumo de alimentos.
  3. Con la producción de pequeñas cantidades de agua en el organismo.

Según el observatorio de Hidratación y Salud, cada bebida y alimento nos aporta un grado diferente de hidratación al cuerpo. Por lo tanto, resulta muy interesante conocer el porcentaje de líquido que nos aportan alimentos y bebidas que consumimos de manera frecuente.

Tipo de bebida o alimento % de agua
Agua 100%
Café, té y bebidas vegetales 90-100%
Leche (desnatada, semidesnatada o entera), zumo de frutas, bebidas de frutas 85-90%
Cremas y licores 30%
Sopas 80-90%
Fresa, melón, pomelo, uva, melocotón, pera, naranja, manzana, pepino, lechuga, apio, tomate, calabaza, brócoli, cebolla, zanahoria 80-85%
Plátano, patatas, maíz 70-75%
Helado 50-60%
Queso 40-50%
Arroz y pasta 65-80%
Pan, galletas 30-45%
Cereales para desayunar 2-5%
Pescados y mariscos 70-80%
Huevos 65-80%
Vaca, pollo, cordero, cerdo, pavo, ternera 45-65%
Cecina y tocino 15-30%

Nuestra conclusión

El balance hídrico es un factor que, como hemos podido conocer, resulta muy importante para el mantenimiento de una vida saludable. Resulta fundamental conocer de qué se trata. Así, podremos reconocer los síntomas que aparecen al producirse un desequilibrio en el balance hídrico de nuestro cuerpo.

Mantener una buena hidratación, atendiendo a las condiciones que nos rodean, es una manera de garantizar el control de nuestro balance hídrico natural. También es muy recomendable consumir bebidas con un alto porcentaje de agua y alimentos con un grado alto de líquidos en su composición. De esta manera, nos aseguraremos de mantenerlo estable y adecuado para la salud.

Esperamos que te haya sido de gran ayuda este artículo sobre el balance hídrico. Si es así, déjanos un comentario o comparte la información en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Shevtsova, D.:1458671/pexels.com)

Referencias (15)

1. Montanilla Díaz, R. El balance hídrico como cuidado de enfermería. [Internet] Universidad de Valladolid. 2016 [2021].
Source

2. Fernández-Martín JL, Benito Cannata-Andía J. Agua de bebida como elemento de la nutrición. [Revista Impresa Internet] Medicina clínica. 2008;656–7. [2021]
Source

3. Lewis, J.L. Balance hídrico y de sodio. [Internet] Brookwood Baptist Health and Saint Vincent’s Ascension Health. 2018 [2021]
Source

4. MGHL. Constantes vitales. Procedimientos relacionados. [Internet][2021]
Source

5. Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Panel on Dietetic Products Nutrition and Allergies (NDA).[Internet] EFSA Journal. 8(3): 1459-1507. (2010) [2021]
Source

6. EcuRed. Balance hídrico. [Internet] Ecured.cu [2021]
Source

7. Cabrera, B., Guisela, M. Deshidratación. [Internet] Revista de Actualización Clínica Investiga 2013 [2021]
Source

8. García de Durango. Sobrehidratación: cuando el agua se convierte en veneno. [Internet] iAgua 2017 [2021]
Source

9. Carbajal, Á., Sierra, JL., López-Lora, L., Ruperto, M. Proceso de Atención Nutricional: Elementos para su implementación y uso por los profesionales de la Nutrición y la Dietética. [Internet] Universidad Complutense de Madrid. 2020. [2021]
Source

10. Palacios, N., Montalvo,Z., Ribas, M.A. Alimentación, nutrición e hidratación en el deporte. [Internet]. Ministerio de educación, política social y deporte. 2009 [2021].
Source

11. Serra Majem, L. Balance hídrico: Hidratación y salud [Internet]. Alanrevista.org. 2019 [2021].
Source

12. López Román, J.; Martínez González, A.B.; Luque Rubia, A.; Villegas García, J.A. Estudio comparativo de diferentes procedimientos de hidratación durante un ejercicio de larga duración.[Internet] Dialnet. Archivos de Medicina del Deporte 2008. [2021]
Source

13. García Perea, A., Bach Faig, A., Jaraíz Arias, F., Lozano Esteban, C., Martín Gutiérrez, L., Moreno Aliaga, MJ., Pastor Martín, M.R., Tur Mari, J.A., Viar Morón, T. Manual de hidratación desde la farmacia comunitaria. [ Internet] Consejo general de colegios oficiales de farmacéuticos 2019 [2021]
Source

14. Evans GH, James LJ, Shirreffs SM, Maughan RJ. Optimizing the restoration and maintenance of fluid balance after exercise-induced dehydration. [Internet] Journals.physiology.org. 2017 [2021]
Source

15. Servicio Madrileño de Salud. Recomendaciones dietéticas nutricionales: para una adecuada hidratación. [Internet] Madrid.org. [2021].
Source

Estudio científico
Montanilla Díaz, R. El balance hídrico como cuidado de enfermería. [Internet] Universidad de Valladolid. 2016 [2021].
Go to source
Revista científica
Fernández-Martín JL, Benito Cannata-Andía J. Agua de bebida como elemento de la nutrición. [Revista Impresa Internet] Medicina clínica. 2008;656–7. [2021]
Go to source
Estudio científico
Lewis, J.L. Balance hídrico y de sodio. [Internet] Brookwood Baptist Health and Saint Vincent’s Ascension Health. 2018 [2021]
Go to source
Informe científico
MGHL. Constantes vitales. Procedimientos relacionados. [Internet][2021]
Go to source
Revista científica
Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Panel on Dietetic Products Nutrition and Allergies (NDA).[Internet] EFSA Journal. 8(3): 1459-1507. (2010) [2021]
Go to source
Investigación científica
EcuRed. Balance hídrico. [Internet] Ecured.cu [2021]
Go to source
Revista científica
Cabrera, B., Guisela, M. Deshidratación. [Internet] Revista de Actualización Clínica Investiga 2013 [2021]
Go to source
Estudio científico
García de Durango. Sobrehidratación: cuando el agua se convierte en veneno. [Internet] iAgua 2017 [2021]
Go to source
Estudio científico
Carbajal, Á., Sierra, JL., López-Lora, L., Ruperto, M. Proceso de Atención Nutricional: Elementos para su implementación y uso por los profesionales de la Nutrición y la Dietética. [Internet] Universidad Complutense de Madrid. 2020. [2021]
Go to source
Documento Gobierno de España
Palacios, N., Montalvo,Z., Ribas, M.A. Alimentación, nutrición e hidratación en el deporte. [Internet]. Ministerio de educación, política social y deporte. 2009 [2021].
Go to source
Revista científica
Serra Majem, L. Balance hídrico: Hidratación y salud [Internet]. Alanrevista.org. 2019 [2021].
Go to source
Estudio científico
López Román, J.; Martínez González, A.B.; Luque Rubia, A.; Villegas García, J.A. Estudio comparativo de diferentes procedimientos de hidratación durante un ejercicio de larga duración.[Internet] Dialnet. Archivos de Medicina del Deporte 2008. [2021]
Go to source
Estudio científico
García Perea, A., Bach Faig, A., Jaraíz Arias, F., Lozano Esteban, C., Martín Gutiérrez, L., Moreno Aliaga, MJ., Pastor Martín, M.R., Tur Mari, J.A., Viar Morón, T. Manual de hidratación desde la farmacia comunitaria. [ Internet] Consejo general de colegios oficiales de farmacéuticos 2019 [2021]
Go to source
Revista científica
Evans GH, James LJ, Shirreffs SM, Maughan RJ. Optimizing the restoration and maintenance of fluid balance after exercise-induced dehydration. [Internet] Journals.physiology.org. 2017 [2021]
Go to source
Estudio gobierno de Madrid
Servicio Madrileño de Salud. Recomendaciones dietéticas nutricionales: para una adecuada hidratación. [Internet] Madrid.org. [2021].
Go to source