Alprazolam: ¿qué es y para qué sirve?

El alprazolam presenta cualidades relajantes y ansiolíticas y es el fármaco ideal para tratamientos de ansiedad y problemas de sueño.

La ansiedad es una condición real que puede debilitar tanto a los adultos como a los niños. Las personas que experimentan ansiedad tienen niveles intensos de miedo que pueden desencadenar en ataques de pánico. Para superarla, a veces se prescribe el medicamento conocido como alprazolam. Este crea un efecto calmante en el cerebro y, al tener una tasa de absorción rápida, se ha convertido en uno de los medicamentos más populares.

A pesar de sus posibles efectos secundarios, el alprazolam está prescrito para su uso a corto plazo. Sin embargo, no se recomienda tomar varias dosis de este medicamento en largos periodos de tiempo, pues está clasificado como sustancia controlada. Es decir, su fabricación, posesión o uso está regulado por el gobierno. Por lo mismo, antes de tomar este y cualquier otro medicamento, es importante conocer sus efectos y cuánto durarán. A continuación, te explicamos todo lo que debes tener en cuenta para consumir alprazolam y cómo tomarlo de la manera correcta.

Puntos clave

  • El alprazolam es un fármaco que pertenece al grupo de las benzodiacepinas. Este incluye otros medicamentos populares como diazepam, lorazepam y clonazepam.
  • Actúa como un inhibidor del sistema nervioso central, disminuyendo la excitación anormal del cerebro. Por lo tanto, se usa generalmente para el tratamiento de trastornos de ansiedad y como relajante.
  • Antes de consumirlo, es importante consultar a un médico y tomarlo en las dosis correctas, tal cual lo indica un profesional de la salud.

Lo que debes saber sobre el alprazolam

Muchos habrán oído hablar del alprazolam. Sin embargo, a veces se nos pueden escapar ciertos aspectos que conviene tener presentes. Por lo mismo, en este artículo te responderemos las preguntas más frecuentes sobre este medicamento.

píldoras apiladas
Es aconsejable tomar este fármaco en pequeñas dosis y bajo las recomendaciones de su médico. (Fuente: Sharon McCutcheon: tr1po6kOWEc/ unsplash.com)

¿Qué es el alprazolam y para qué sirve?

El alprazolam es un fármaco que pertenece a la familia de las benzodiacepinas. Actúa disminuyendo la excitación anormal del cerebro, por lo que es considerado un medicamento tranquilizante y se usa generalmente para el tratamiento de trastornos de ansiedad. Cada comprimido está compuesto por un principio activo, que es el alprazolam. También tiene componentes como la lactosa monohidrato, celulosa microcristalina (E-460), carboximetilalmidón de sodio de patata (tipo A), almidón de maíz, povidona (E-1201), estearato magnésico (E-470b), sílice coloidal anhidra, docusato sódico, benzoato sódico (E-211), óxido de aluminio hidratado y amarillo naranjado S (E-110) (1).

Además del efecto ansiolítico e hipnótico (sirven también para favorecer el sueño), las benzodiacepinas tienen acción anticonvulsiva y son relajantes musculares. Por su forma de actuar, no tienen un efecto a largo plazo, por lo que no son recomendables ante situaciones crónicas. Asimismo, aunque la incidencia global de efectos secundarios al tomar este medicamento ha sido similar a la de otras benzodiazepinas, estudios informan de una menor intensidad en algunas contraindicaciones como la somnolencia o fatiga con referencia a otros fármacos pertenecientes a la misma familia.

¿Quiénes pueden consumir alprazolam?

Este fármaco es vendido bajo receta médica y suele ser prescrito para pacientes que sufren de cuadros ansiosos. Las benzodiazepinas solo se recetan para el tratamiento de un trastorno grave o que limita la actividad del paciente. Además, debe ser tomado en dosis pequeñas (2). Por otro lado, este medicamento no debe utilizarse en personas que tengan hipersensibilidad a cualquiera de los componentes presentes en la fórmula o a otros fármacos de la misma familia de benzodiazepinas.

Si tienes 65 años o más, usa este medicamento con cuidado, ya que puede provocar más efectos secundarios. Tampoco es recomendable ser consumido por menores de 18 años, a no ser que sea estrictamente necesario y prescrito por el médico. También se sugiere evitar tomar alprazolam en situaciones como el embarazo, pues se podría dañar el feto, en especial durante el primer trimestre. Es importante que se realice un análisis de sangre si se toma este medicamento durante un periodo largo, siempre en coordinación con un médico.

píldoras diferentes tipos
Lo habitual es que cuando el antidepresivo empiece a mejorar los síntomas de ansiedad, el alprazolam se pueda reducir gradualmente y retirar. (Fuente: Daniel Marn: 140389972/ 123rf.com)

¿Cuáles son los beneficios y contraindicaciones del alprazolam?

El alprazolam tiene una serie de beneficios, entre los que destacan el de frenar los ataques de pánico provocados por la ansiedad. Actúa a través del sistema nervioso central, relajándolo, por lo que cumple con eficacia el alivio de los síntomas de la depresión y síntomas somáticos. Por lo mismo, destaca su actividad ansiolítica.

Los estudios clínicos han demostrado que tiene un perfil de efectos secundarios similar al de otras benzodiazepinas, aunque la somnolencia y el aturdimiento ocurren con menos frecuencia que otros fármacos similares. No obstante, algo para tener en cuenta es que los efectos secundarios pueden acentuarse en pacientes ancianos o debilitados por otros tratamientos. Incluso se puede llegar a desarrollar tolerancia o dependencia a este medicamento (3).

En cuanto a los efectos secundarios, dos de los más comunes que pueden ocurrir durante el tratamiento con alprazolam son la sedación y somnolencia, así como fatiga y dolor de cabeza. A continuación, te mostraremos una tabla con los principales beneficios y contraindicaciones de este medicamento. ¡Toma nota!

Beneficios Contraindicaciones
Cualidades antidepresivas y relajantes. Somnolencia.
Reduce los síntomas físicos de la ansiedad. Fatiga.
No afecta a la absorción de alimentos. Afecta la concentración.
Su efecto es muy rápido Riesgo de dependencia.
Facilita el sueño Alteración de la memoria.

¿Cuál es la dosis diaria recomendada de alprazolam?

Un médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiado sobre la severidad de los síntomas y la respuesta individual de cada persona. Sin embargo, la dosis usual recomendada para adultos es, inicialmente, 0,25 mg o 0,50 mg 3 veces al día. En general, los pacientes que no han recibido un tratamiento previo con este tipo de medicamentos requerirán dosis más bajas que aquellos que han tomado tranquilizantes antidepresivos, hipnóticos o aquellos con antecedentes de alcoholismo crónico (4).

La dosis se debe de graduar según la necesidad de cada paciente, hasta una dosis no mayor a la de 4 mg por día. En el caso de los pacientes que requieren dosis más altas, estas deben establecerse cuidadosamente con el fin de evitar efectos secundarios y administrarse aumentando de forma gradual la cantidad ingerida del fármaco.

El alprazolam actúa incrementando la actividad del ácido gamma-aminobutírico (GABA), un neurotransmisor inhibidor que se encuentra en el sistema nervioso central, al facilitar su unión con el receptor GABAérgico (5).

Es importante no excederse de las dosis recomendadas, ya que este medicamento tiene un riesgo fuerte de dependencia si se consume durante periodos prolongados de tiempo o en dosis incorrectas. Lo mejor siempre va a ser seguir las indicaciones al pie de la letra, para que puedas conseguir los resultados deseados.

¿Cómo se toma el alprazolam?

En todas sus presentaciones, se puede administrar con o sin alimentos. Si se consume en solución líquida, debe utilizarse el gotero provisto para medir el medicamento y el concentrado debe mezclarse con agua, jugo o gaseosa antes de tomarlo. No se debe almacenar para consumirlo más tarde.

En el caso de la presentación en tableta, su forma de administración es la vía oral, es decir, tragando los comprimidos. No se debe masticar, romper o triturar el medicamento. No obstante, si su médico así lo indica, también se puede absorber por vía sublingual, poniéndolo debajo de la lengua. Así se puede conseguir un efecto un poco más rápido (6).

Para conservar este medicamento, es recomendable que se almacene a temperatura ambiente en un lugar seco. Asimismo, no se debe reducir la dosis ni dejar de tomar alprazolam de forma repentina, pues se podría desarrollar síntomas de abstinencia. Muchas veces, estos pueden durar desde varios días hasta más de 1 año. Por ello, la mejor opción es seguir las instrucciones de su médico para ir disminuyendo la dosis de manera gradual.

¿Cuáles son los efectos del alprazolam?

El alprazolam es el medicamento más recetado para tratar los estados ansiosos, sus síntomas físicos y los ataques de pánico o cuadros de estrés intensos. También presenta cualidades antidepresivas y relajantes y propiedades sedantes, hipnóticas y anticonvulsivas. Por lo tanto, ayuda a reducir los síntomas físicos de una crisis ansiosa.

El tiempo de duración de los efectos de este medicamento se establece mediante su vida media. Este es el tiempo en el que se ha eliminado la mitad del fármaco del organismo (7). Al ser un tipo de benzodiacepina de acción intermedia, sus efectos duran de entre 10 a 15 horas. Por lo mismo, hay que tener especial cuidado en cómo se administran las dosis para no generar dependencia.

tomando píldoras antidepresivas
Siempre consulta con un médico antes de decidir consumir este tipo de fármaco.(Fuente: Danilo Alvesd: Y14ONzYtxb4/unsplash.com)

El tiempo de tratamiento con alprazolam no debe sobrepasar las doce semanas. Mientras más corto es el tiempo de tratamiento, mejor. En muchos casos, el alprazolam se prescribe asociada a antidepresivos. Esto se debe a que los efectos de este fármaco se sienten de una manera más rápida que los antidepresivos, los cuales tardan al menos dos o tres semanas en empezar a hacer efecto.

Lo habitual es que cuando el antidepresivo empiece a mejorar los síntomas de ansiedad, el alprazolam se pueda reducir gradualmente y retirar. El alprazolam, como todo fármaco, también tiene efectos secundarios. Entre los más comunes se encuentran la somnolencia, fatiga y alteración en la coordinación y la memoria (8).

¿Qué cosas debes tener en cuenta a la hora de consumir alprazolam?

Si estás por empezar un tratamiento en el que debes consumir este fármaco, presta atención a la siguiente lista de aspectos a tener en cuenta:

  • No te automediques, consulta a tu médico antes de consumir cualquier tipo de fármaco y sigue sus recomendaciones al pie de la letra. Cada organismo es diferente y necesitará un tratamiento acorde a sus necesidades. No tomes más ni menos dosis de las indicadas.
  • Revisa los ingredientes. Es importante tener cuidado con los elementos que contiene el alprazolam y fijarse en que no seas alérgico a ninguno de ellos. No mirar los ingredientes puede ocasionar que se terminen consumiendo medicamentos que afecten a tu salud.
  • No consumir alcohol. Esta sustancia potencia el efecto sedante de las benzodiacepinas. Por lo tanto, la toma conjunta puede producir fuertes contraindicaciones, como por ejemplo, periodos de amnesia, mucha fatiga, afectación de la concentración y de la función muscular.
  • Evitar conducir, trabajar con maquinarias o realizar actividades peligrosas y que requieran su atención completa después de consumir este fármaco. El mareo o la somnolencia que genera puede causar caídas, accidentes o lesiones severas.
  • No consumirlo por largos periodos de tiempo. El Ministerio de Salud recomienda que la duración de un tratamiento con benzodiacepinas no sobrepase las cuatro semanas, ya que existe el riesgo de dependencia física y psicológica. Los síntomas de abstinencia incluyen el aumento transitorio de la ansiedad, cefaleas, tensión e irritabilidad (9).
  • No dejar de consumirlo de forma repentina. Cualquier cambio en la dosis se debe hacer con precaución. Se aconseja incrementar inicialmente las dosis que se administran por la noche antes de aumentar las dosis que se toman por la mañana. La retirada del alprazolam se debe hacer gradualmente, disminuyendo la dosis de forma progresiva.

Nuestra conclusión

El alprazolam es un fármaco que presenta bastantes cualidades relajantes y ansiolíticas, efectivas para personas con problemas de ansiedad. Asimismo, al tener una efectividad de solo minutos, sirve para reducir los síntomas físicos de un ataque de pánico de la forma más rápida. No obstante, su efectividad solo dura de entre 10 a 15 horas, por lo que no se recomienda su uso para tratamientos por largos periodos de tiempo. Por otro lado, se deben seguir una serie de consejos al momento de empezar a consumirlo. Evita la combinación de alprazolam con alcohol y realizar alguna actividad como conducir después de haberlo tomado.

Este medicamento debe ser ingerido en las dosis correspondientes y prescrito por un profesional de la salud, puesto que puede tener contraindicaciones si no es consumido de la manera correcta. Sin embargo, si sigues al pie de la letra lo que dice tu médico, el alprazolam puede tener varios efectos beneficiosos que pueden mejorar esos momentos de ansiedad tan temidos.

(Fuente de la imagen destacada: teksomolika: 10961031/ freepik.es)

Referencias (9)

1. TABLA I. Nutrición Hospitalaria. 2006; 21(4):11-128.
Source

2. Uso y abuso de las benzodiazepinas. MEDISAN. 2010.
Source

3. Alprazolam. Dawson, G.W., Jue, S.G. & Brogden, R.N. (1984). Drugs; 27, 132–147
Source

4. Alprazolam 0,5 mg solución oral. Revista Cubana de Farmacia. 2010. Septiembre ; 44( 3 ): 419-421.
Source

5. Dirección de acceso y uso de medicamentos. Equipos de uso racional. Vásquez, S. (2008) DIGEMID.
Source

6. Alprazolam. Memorial Sloan Kettering Cancer Center. 2021.
Source

7. Alprazolam o Lorazepam. Gómez DL. Psiquiatría y Psicología; 2020.
Source

8. Becerra-García, J. A. (2011). Efectos cognitivos del consumo prolongado de alprazolam: el síndrome amnésico. Trastornos adictivos, 13(2), 80-83.
Source

9. Food and Drug Administration; Agencia Española de Medicamentos, 2021.
Source

Artículo científico
TABLA I. Nutrición Hospitalaria. 2006; 21(4):11-128.
Go to source
Artículo de revista científica
Uso y abuso de las benzodiazepinas. MEDISAN. 2010.
Go to source
Artículo científico
Alprazolam. Dawson, G.W., Jue, S.G. & Brogden, R.N. (1984). Drugs; 27, 132–147
Go to source
Artículo de revista científica
Alprazolam 0,5 mg solución oral. Revista Cubana de Farmacia. 2010. Septiembre ; 44( 3 ): 419-421.
Go to source
Documento informativo
Dirección de acceso y uso de medicamentos. Equipos de uso racional. Vásquez, S. (2008) DIGEMID.
Go to source
Documento informativo
Alprazolam. Memorial Sloan Kettering Cancer Center. 2021.
Go to source
Artículo informativo
Alprazolam o Lorazepam. Gómez DL. Psiquiatría y Psicología; 2020.
Go to source
Artículo de revista científica
Becerra-García, J. A. (2011). Efectos cognitivos del consumo prolongado de alprazolam: el síndrome amnésico. Trastornos adictivos, 13(2), 80-83.
Go to source
Protocolo alprazolam
Food and Drug Administration; Agencia Española de Medicamentos, 2021.
Go to source